Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Tratamiento de problemas de la glándula tiroidea

Médico y paciente hablando. El médico sostiene una tableta.

Su proveedor de atención médica le diagnosticó un problema de la glándula tiroidea y, junto con usted, elaborará un plan de tratamiento. Aunque no tenga síntomas, es importante que busque la atención médica adecuada. Los siguientes son los trastornos de la glándula tiroidea más comunes y sus correspondientes tratamientos.

Tratamiento de hipotiroidismo

El hipotiroidismo se produce por la deficiencia de la glándula tiroidea. No hay cura para esta afección. Sin embargo, el tratamiento puede aliviar la mayoría o todos los síntomas causados por los niveles bajos de hormona tiroidea. El tratamiento implica tomar píldoras de hormona tiroidea todos los días. Dichas píldoras reemplazan la hormona que la glándula tiroidea no produce. Es posible que necesite tomar píldoras de hormona todos los días por el resto de su vida.

El proveedor de atención médica ajustará la dosis para alcanzar los niveles adecuados de hormona. Tome la píldora de hormona tiroidea con el estómago vacío, sin ningún otro medicamento. Esto es para garantizar que la píldora actúe como se desea.

Con el tiempo, quizás deban ajustarle la dosis. Los efectos secundarios son mínimos si la dosis es la correcta. Sin embargo, si la dosis es demasiado alta, quizás tenga síntomas como los causados por el exceso de actividad de la glándula tiroidea. Por ejemplo:

  • Nerviosismo

  • Irritabilidad

  • Ritmo cardíaco acelerado

  • Temblores

  • Dificultad para dormir

  • Cabello frágil

 

Pero si la dosis es demasiado baja, quizás tenga síntomas como los causados por la deficiencia de la glándula tiroidea. Por ejemplo:

  • Poca energía

  • Somnolencia

  • Problemas de memoria

Informe a su proveedor de atención médica si tiene cualquier síntoma relacionado con problemas de la glándula tiroidea. También informe a su proveedor si le han recetado medicamentos nuevos, especialmente estrógenos o testosterona. Según esa información, el proveedor cambiará la dosis de hormona tiroidea a fin de que se más adecuada para usted. La dosis también se ajustará si queda embarazada.

Tratamiento de hipertiroidismo

El hipertiroidismo ocurre cuando la tiroides tiene más actividad de la normal. Entre los tratamientos, se encuentran los siguientes:

  • Medicamentos antitiroideos. Pueden reducir la cantidad de hormona tiroidea producida por la glándula tiroidea. Las reacciones a estos medicamentos son poco frecuentes, pero pueden incluir una disminución peligrosa de la cantidad de glóbulos blancos y daño al hígado. Consulte con su proveedor de atención médica para obtener más información. Si tiene fiebre o dolor de garganta mientras toma estos medicamentos, hable con su proveedor de inmediato.

  • Ablación con yodo radiactivo. Es el tratamiento más frecuente para el hipertiroidismo e implica tomar una dosis de yodo radiactivo líquido o en forma de píldora. El tratamiento destruye las células de la glándula tiroidea que producen demasiada hormona. Es posible que deba tomar píldoras de hormona tiroidea a diario después de este tratamiento.

  • Cirugía. Se extirpa una parte o la totalidad de la glándula tiroidea. Después de la cirugía, es posible que deba tomar píldoras de hormona tiroidea a diario.

  • Bloqueadores beta. Los tratamientos mencionados más arriba pueden realizarse solos o junto con bloqueadores beta. Estos son medicamentos que pueden disminuir los síntomas causados por el exceso de hormona tiroidea. En algunos casos, los síntomas por el exceso de hormona tiroidea pueden controlarse solo con bloqueadores beta.

Tratamiento de nódulos

Si tiene nódulos benignos, tal vez no requiera tratamiento inmediato. En ese caso, es posible que su proveedor de atención médica le sugiera realizarse exámenes y ecografías periódicos para observar si los nódulos aumentan de tamaño. Si necesita tratamiento, puede consistir en lo siguiente:

  • Medicamentos antitiroideos. Si es un nódulo tiroideo benigno el que causa la hiperactividad de la tiroides, el proveedor de atención médica primero lo tratará con medicamentos antitiroideos. Si esto no funciona, es posible que necesite alguno de los tratamientos detallados a continuación.

  • Ablación con yodo radiactivo. Es el tratamiento más frecuente para el hipertiroidismo e implica tomar una dosis de yodo radiactivo líquido o en forma de píldora. El tratamiento destruye las células de la glándula tiroidea que producen demasiada hormona. Es posible que deba tomar píldoras de hormona tiroidea a diario después de este tratamiento.

  • Cirugía. Se realiza para tratar los nódulos que provocan los síntomas, como ahogo o dificultades para tragar. Se extirpa una parte o la totalidad de la glándula tiroidea. La ablación con yodo radiactivo puede realizarse después de la cirugía para extirpar nódulos cancerosos. Después de la cirugía, quizás deba tomar píldoras de hormona tiroidea a diario.

Si le realizan una ablación con yodo radioactivo

Si bien se utilizan cantidades muy pequeñas de radiación, la ablación con yodo radiactivo es un tratamiento seguro. Su proveedor de atención médica le explicará los riesgos y las complicaciones posibles. Es probable que reciba el yodo en el hospital y regrese a casa el mismo día. El riesgo al que se exponen usted y los demás por la radiación es muy bajo. Sin embargo, tal vez necesite mantenerse alejado de otras personas durante algunos días. Durante ese período, es muy importante que evite acercarse a niños y a mujeres embarazadas.

Author: StayWell Custom Communications
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library