Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Enfermedad pulmonar crónica: consejos para los cuidadores

Cuando un ser querido tiene una enfermedad pulmonar crónica, como fibrosis pulmonar, sarcoidosis o EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), puede verse afectada la vida de ambos. (La EPOC incluye bronquitis crónica y enfisema). Como cuidador de la persona enferma, tendrá que encontrar nuevas maneras de darle apoyo a su ser querido. Este puede ser el caso tanto si se trata de su cónyuge, su pareja, un miembro de su familia o un amigo. Aprender algunas maneras de sobrellevar mejor esta situación puede ayudarles tanto a usted como a la persona que está a su cuidado.

Aprenda a lidiar con sus emociones

Es normal que sienta muchas emociones distintas. Tal vez se sienta triste o puede que tenga miedo. Algunas veces, es posible que sienta enojo. Es importante que acepte estos sentimientos. Son normales. Si nota que está estresado, ansioso o deprimido, busque apoyo hablando con su proveedor de atención médica, así como también con miembros de la familia o amigos. Hable con su proveedor de atención médica sobre cómo se está sintiendo. Es importante que su proveedor comprenda qué está sucediendo y cómo está afectando su vida. Su centro médico local de Asuntos de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) también puede ofrecer servicios de apoyo adicionales para cuidadores.

Qué puede hacer por usted mismo

Tome el tiempo necesario para controlar su salud y mejorar su estado mental y su ánimo. Esto le dará la energía necesaria para realizar sus tareas cotidianas. Las siguientes son algunas cosas básicas que son importantes para su salud:

  • Duerma lo suficiente. Trate de dormir ocho horas cada día. No duerma siestas largas, para poder dormir mejor por la noche. Beba menos alcohol y cafeína. Esto puede afectar la calidad de su sueño.

  • Aliméntese bien. Lo que usted come afecta su estado de ánimo. No saltee comidas. Planifique comidas bien equilibradas a base de granos integrales, frutas, verduras, carne magra y productos lácteos bajos en grasa.

  • Haga ejercicio. Intente hacer algún tipo de actividad física al menos algunos minutos todos los días. Puede resultarle más fácil hacer ejercicio si lo divide en sesiones de tres minutos cada una.

Reserve tiempo para usted mismo.

Sus propias necesidades también son importantes. Dese a usted mismo permiso para tener su propia vida. Tome descansos de sus obligaciones como cuidador, para relajarse y divertirse. Estas son algunas sugerencias:

  • Comparta una comida con un amigo.

  • Piense en formas de relajarse. Puede dar un paseo caminando, hacer yoga, respirar de manera profunda o meditar.

  • Mantenga un espacio en su casa en el que pueda estar a solas cuando lo necesite.

  • Intente salir, aunque sea por momentos cortos. Puede ir a la casa de un amigo, dar un paseo en el automóvil o hacer una caminata larga.

Acepte la ayuda de los demás

Es posible que necesite ayuda para cuidar a la persona enferma. Saber que puede contar con otras personas puede ser un alivio. Tenga presentes los siguientes consejos:

  • Haga una lista de cosas con las que otras personas pueden ayudarle. Pida a sus familiares y amigos que le ayuden con tareas como los recados y las compras, la preparación de comidas, y transportar a la persona enferma adonde necesite ir.

  • Use los servicios de cuidado diurno para adultos, servicios de relevo, servicios de comidas a domicilio y programas de atención médica a domicilio. Estos recursos pueden ofrecer atención a corto plazo (temporal) para la persona enferma cuando usted lo necesite. Consulte con su centro médico local de VA para conocer los servicios de apoyo que puedan ofrecer.

Grupos de ayuda

Busque este tipo de recursos en su área:

  • Puede ser un grupo de apoyo para personas con enfermedad pulmonar crónica y sus cuidadores. Esto le ayudará a sentir que no está solo. Aprenderá estrategias para hacer frente a las situaciones. Además recibirá consejos de otras personas que atraviesan la misma experiencia que usted.

  • Las organizaciones religiosas o basadas en la fe también pueden ser una buena fuente de apoyo. Comuníquese con un líder de una organización religiosa en su comunidad para sus necesidades espirituales.

  • La American Lung Association cuenta con una comunidad de apoyo en línea. También cuenta con información sobre grupos locales de ayuda. Obtenga más información en www.lung.org.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 5/1/2020
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library