Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Várices esofágicas

Corte transversal de esófago y estómago en donde se ven venas que rodean la parte superior del estómago y la inferior del esófago. Primer plano de un corte transversal de la parte inferior del esófago que muestra várices esofágicas.
With esophageal varices, blood vessels in the esophagus become abnormally enlarged. They may then burst (rupture) and bleed.

Las várices esofágicas son venas agrandadas en el extremo inferior del esófago. El esófago es el conducto que transporta los alimentos desde la boca hasta el estómago. Las causas de las várices suelen ser los problemas de circulación sanguínea en el hígado consecuencia de una enfermedad crónica del hígado. Normalmente, un vaso sanguíneo llamado vena porta conduce la sangre desde el aparato digestivo hasta el hígado. Pero con las enfermedades hepáticas, la circulación sanguínea puede bloquearse por la formación de tejido cicatricial en el hígado. Esto aumenta la presión de la sangre en la vena porta (un trastorno llamado hipertensión portal). En consecuencia, la sangre retrocede hacia las venas del esófago y del estómago, y produce várices. Las várices constituyen un problema grave, incluso mortal. Es necesario realizar un tratamiento para prevenir su ruptura y hemorragia. La hemorragia puede ser mortal.

Síntomas de las várices esofágicas

Los síntomas no se manifiestan a menos que las várices estén sangrando. Esto es una emergencia. Si usted presenta alguno de estos síntomas, obtenga atención médica de inmediato:

  • vómitos con sangre o un material similar al café molido;

  • heces negruzcas, alquitranadas o con sangre;

  • aturdimiento o pérdida del conocimiento (desmayo).

Diagnóstico de las várices esofágicas

Probablemente revisarán si tiene várices en el caso de que tenga una enfermedad hepática u otros trastornos de salud que puedan causar várices. Su proveedor de atención médica le hará preguntas sobre sus síntomas y su historia clínica. También le realizará un examen clínico y luego le realizarán pruebas para confirmar el problema. Algunas de estas pruebas pueden ser:

  • Endoscopia superior. Se realiza para observar el interior del tubo digestivo superior. Durante la prueba se usa un endoscopio, un tubo delgado y flexible con una cámara pequeña en el extremo. Este se introduce a través de la boca y se guía por el esófago hasta el estómago y la primera parte del intestino delgado. Esto permite al médico revisar si tiene várices y si hay sangrado.

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes.  Estas pruebas proporcionan imágenes del hígado y del flujo sanguíneo dentro del hígado y le permiten al médico observar si hay venas agrandadas cerca del hígado y evaluar el riesgo de sangrado. Entre las pruebas con imágenes más frecuentes están la ecografía y la tomografía computarizada.

Tratamiento de las várices esofágicas

El objetivo del tratamiento es reducir el riesgo de sangrado o controlarlo si se produce. El tratamiento puede consistir en una o varias de las siguientes opciones:

  • Medicamentos. Pueden recetarse medicamentos para reducir la presión sanguínea en las venas agrandadas. Esto a su vez reduce el riesgo de sangrado. Los bloqueadores beta son los medicamentos más usados.

  • Terapia con endoscopia. Estos son tratamientos para venas agrandadas o sangrantes que se llevan a cabo con ayuda de un endoscopio. En el tratamiento mediante ligadura se atan las venas con gomas elásticas para cerrarlas y detener el sangrado. En la escleroterapia se inyectan medicamentos coagulantes en las venas para causar cicatrices y contraerlas.

  • Taponamiento con balón. Este es un procedimiento en el que se guía un tubo con un pequeño balón por el esófago y el estómago. Luego, el balón se infla con aire. Esto ejerce presión sobre las venas agrandadas o sangrantes para controlar la hemorragia. Este es un método temporal para controlar el sangrado hasta tanto sea posible hacer otro tratamiento. 

  • Cirugía. Puede hacerse una cirugía para colocar un dispositivo tubular (stent) en el hígado. El stent ayuda a desviar el flujo sanguíneo en el hígado para reducir la presión arterial en las venas agrandadas. A veces las venas agrandadas pueden conectarse a otras venas cercanas para desviar el flujo sanguíneo. En los casos más graves, puede ser necesario hacer un trasplante de hígado. Esta cirugía consiste en la sustitución del hígado enfermo con el hígado sano de un donante. 

Visitas de control

Es necesario hacer visitas regulares al proveedor para revisar el sangrado de las várices. Si hay sangrado, es probable que ocurra de nuevo y será necesario realizar más tratamientos en el futuro. Una vez que se realiza la terapia endoscópica (ligadura con banda elástica), se realizan exploraciones endoscópicas de control periódicas con bandas para erradicar completamente las várices. Si le recetan medicamentos orales, asegúrese de tomarlos como le indiquen. Colabore con su proveedor para manejar su enfermedad. Sepa en qué casos debe solicitar atención médica urgente.

Author: StayWell Custom Communications
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library