Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Síndrome de vejiga hiperactiva (SVH)

Corte transversal de la vejiga y la uretra. La vejiga está llena de orina. Las paredes de la vejiga se contraen y empujan la orina hacia la uretra para expulsarla del cuerpo.
Normally, urine stays in the bladder until a person decides to release it. With OAB, the bladder muscles contract involuntarily, causing a sudden urge to urinate and even urine leakage.

Se conoce como síndrome de vejiga hiperactiva (SVH) cuando los músculos de la vejiga se contraen de manera involuntaria. Esto produce una gran necesidad de orinar, llamada urgencia urinaria. La urgencia puede ocurrir varias veces durante el día y la noche. En algunos casos durante la urgencia, tiene lugar una pérdida involuntaria de orina llamada incontinencia de urgencia.

El SVH puede ser consecuencia de una enfermedad que afecta los nervios de la vejiga, como la esclerosis múltiple. Otras afecciones, como las infecciones de las vías urinarias o los problemas de próstata en los hombres, también pueden causar SVH. Pero por lo general, no se conoce la causa exacta.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de vejiga hiperactiva?

Su proveedor de atención médica lo examinará y le hará preguntas sobre sus síntomas y su historia clínica. Puede realizarle uno o más de los siguientes exámenes:

  • Análisis de orina. Se toman muestras de orina para examinarlas.

  • Diario urinario. Se registra la cantidad de líquido que toma y la cantidad de orina que expulsa durante un período de tres días.

  • Ecografía de vejiga. Esta prueba observa la vejiga mientras se vacía. La ecografía usa ondas sonoras para crear imágenes detalladas del interior del cuerpo.

  • Cistoscopia. Esta prueba le permite al proveedor detectar problemas en las vías urinarias. Para ello, se usa un tubo delgado y flexible (cistoscopio) con una luz y una cámara en el extremo. Se coloca el cistoscopio en la uretra, el conducto por donde la orina sale del cuerpo.

  • Estudio urodinámico. Se trata de un conjunto de pruebas para medir y registrar varios aspectos del funcionamiento de la vejiga, como la presión, el volumen y el flujo de la orina.

¿Cuál es el tratamiento para el síndrome de vejiga hiperactiva?

El tratamiento dependerá de la causa y el grado de su SVH. Los tratamientos pueden incluir lo siguiente:

  • Cambios en sus hábitos al orinar. Su proveedor de atención médica puede sugerirle que orine tan pronto como sienta deseo de hacerlo. También es posible que deba limitar la cantidad de líquido que bebe durante el día.

  • Ejercitación de los músculos pélvicos. Puede ayudarle a fortalecer los músculos que se usan al orinar. Esta ejercitación se llama ejercicios de Kegel. Haga contracciones como si quisiera detener la salida de la orina, y apriete el recto como si estuviera tratando de evitar la salida de gases. Su proveedor de atención médica podrá ayudarle a aprender cómo hacer los ejercicios Kegel.

  • Biorretroalimentación. Esto puede ayudarle a aprender a controlar el movimiento de los músculos de la vejiga. Se colocan sensores en el abdomen que detectan las señales emitidas por los músculos y las convierten en líneas que se leen en la pantalla de una computadora.

  • Medicamentos. Podrían darle medicamentos para relajar el músculo de la vejiga. También para aliviar las contracciones de la vejiga, lo que disminuye la urgencia de orinar.

  • Neuromodulación. Esto podría hacerse si los medicamentos y los cambios de hábitos no dan resultado. Se envían impulsos eléctricos a los nervios sacros (los nervios que controlan la zona pélvica). Estos impulsos ayudan a aliviar el SVH y la incontinencia de urgencia.

  • Inyecciones de toxina botulínica. Se pueden aplicar en el músculo de la vejiga para relajar los músculos.

  • Cirugía. En los casos graves y cuando los procedimientos menos invasivos no funcionan, podría ser necesaria una operación para agrandar la vejiga.

Con tratamiento, el SVH puede controlarse. Se tratarán las afecciones que causaron el SVH, como la infección de las vías urinarias. El tratamiento puede incluir el uso de medicamentos durante meses o años. También es posible que deba hacer cambios en su rutina diaria. Por ejemplo, podría tener que ir al baño más a menudo de lo que cree, o tal vez deba reducir su consumo de cafeína y de alcohol, ya que estas sustancias pueden empeorar los síntomas del SVH. Su proveedor de atención médica puede brindarle más información.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica de inmediato si tiene alguno de estos síntomas:

  • fiebre de 100.4 °F (38.0 °C) o más, o según las indicaciones;

  • síntomas que no mejoran o empeoran con el tratamiento;

  • dificultad para orinar a causa del dolor;

  • dolor en la espalda o en el abdomen.

Author: StayWell Custom Communications
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library