Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Absceso dental

Un absceso es una acumulación de líquido (pus). Un absceso dental se forma cuando un diente o el tejido que la rodea se infectan con bacterias. Las bacterias pueden ingresar al diente a través de una caries o una fisura. También es posible que se infecte el tejido de la encía o el hueso que rodea al diente. Si el absceso no se trata, puede causar la pérdida del diente. La infección incluso puede extenderse a otras partes del cuerpo y resultar mortal.

Corte transversal de dos dientes en la mandíbula. Dentro de la raíz de un diente saludable, hay un espacio que contiene los vasos sanguíneos y los nervios. Una carie en el extremo de un diente enfermo causó una infección en su interior. Se formó un absceso en la base de la raíz del diente y en el hueso junto a la raíz infectada.

Síntomas de un absceso dental 

Los síntomas incluyen los siguientes:

  • Dolor de muelas, casi siempre fuerte

  • Dolor de muelas por contacto con el calor o el frío, o por presión

  • Dolor en las encías, los pómulos o la mandíbula

  • Mal aliento o sabor amargo en la boca

  • Dificultad para tragar o abrir la boca

  • Fiebre

  • Glándulas del cuello hinchadas o agrandadas

Diagnóstico del absceso dental

El dentista le hará preguntas sobre sus síntomas y revisará los dientes, las muelas y las encías. Se le informará si es necesario realizar algunas pruebas, como radiografías dentales.

Tratamiento del absceso dental

Los tratamientos de un absceso dental pueden incluir lo siguiente:

  • Medicamentos antibióticos. Sirven para tratar la infección.

  • Calmantes para aliviar el dolor. Lo ayudan a sentirse mejor. El proveedor de atención médica puede recetarle medicamentos. También puede tomar analgésicos de venta libre, como el paracetamol o el ibuprofeno.

  • Enjuagues con agua salada tibia. Sirven para aliviar el dolor leve y ayudar a eliminar el pus.

  • Cirugía del conducto radicular.  Este procedimiento se realiza si es necesario para salvar el diente. Mediante este procedimiento, se extrae la parte infectada del diente. Luego, se llena el espacio vacío con una sustancia especial.

  • Drenaje del absceso. Se realiza si es necesario. Se realizan incisiones (cortes) para drenar el material infectado del diente.

  • Extracción dental. Esto se hace en casos de infección grave que no se pueden tratar de otra forma.

Si la infección es grave, si se ha extendido a otras partes del cuerpo o si no mejora con el tratamiento, tal vez deba internarse en un hospital.

Cuándo buscar atención médica

Llame de inmediato a su dentista si tiene alguno de estos síntomas:

  • Fiebre de 100.4 °F ( 38 °C) o superior

  • Aumento del dolor, del enrojecimiento, de la supuración o de la hinchazón en la zona

  • Hinchazón del rostro o la mandíbula

  • Dolor que no se alivia con los medicamentos

Prevención del absceso dental

Para prevenir la formación de abscesos, mantenga los dientes limpios y sanos. Cepíllelos dos veces al día y use hilo dental por lo menos una vez al día. Visite a su dentista periódicamente para que le examine los dientes y las muelas y le haga una limpieza. Evite los alimentos con azúcar y las bebidas que puedan causar caries.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 5/15/2011
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library