Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Úlceras esofágicas

Una úlcera esofágica es una lesión o herida abierta en el revestimiento interno del esófago. El esófago es el conducto que transporta los alimentos, líquidos y saliva desde la boca hasta el estómago. En esta hoja encontrará más información sobre las úlceras esofágicas y su tratamiento.

Contorno de una cabeza y un pecho humanos con la cabeza girada hacia un lado. Corte transversal del esófago, desde la boca hasta el estómago.

Causas de las úlceras esofágicas

Las causas de las úlceras esofágicas pueden ser las siguientes:

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) o acidez. Esta afección se produce por la entrada de ácido estomacal al esófago. Esta es la causa más común de las úlceras esofágicas.

  • Infección del esófago. Es causada por ciertos tipos de hongos y bacterias. También es causada por virus como el herpes simple tipo 1 (VHS-1) o el citomegalovirus (CMV).

  • Productos irritantes que dañan el esófago. Estos incluyen el humo del cigarrillo, el alcohol, la soda cáustica y algunos medicamentos.

  • Determinados tipos de tratamientos en el esófago. Incluyen quimioterapia y radiación.

  • Exceso de vómito.

Síntomas de las úlceras esofágicas

Los síntomas de las úlceras esofágicas son, entre otros:

  • dolor al tragar o dificultad para tragar;

  • acidez estomacal (dolor detrás del esternón);

  • sensación de que la comida se pega a la garganta o que no se puede tragar;

  • náuseas y vómitos; 

  • vómitos con sangre;

  • dolor en el pecho.

Diagnóstico de las úlceras esofágicas

Su proveedor le hará preguntas sobre sus síntomas y su historia clínica. Le realizará un examen clínico completo y pruebas. Entre estas pruebas se encuentran las siguientes:

  • Endoscopia superior. Este procedimiento permite al médico observar el interior del esófago. Se realiza para determinar si hay úlceras. Durante la prueba se usa un endoscopio. Es decir, un tubo delgado y flexible con una cámara diminuta y una luz en el extremo. El endoscopio se introduce a través de la boca hasta el esófago. Pueden introducirse cepillos pequeños a través del endoscopio para desprender células del revestimiento del esófago. También pueden introducirse otros instrumentos a través del endoscopio para tomar muestras pequeñas (biopsias) de los tejidos. Estas muestras se envían a un laboratorio para su análisis.

  • Trago de bario. Esto se hace para tomar radiografías del esófago que le permiten al proveedor determinar si hay úlceras. Para esta prueba, deberá tomar un líquido blanco y espeso que contiene una sustancia llamada bario. El bario reviste el esófago de forma que éste resulte claramente visible en las radiografías.

  • Análisis de sangre. Se realizan para determinar si hay infecciones en el esófago causadas por agentes como VHS-1 y CMV. Se toma una muestra de sangre pequeña y se analiza en un laboratorio.

Tratamiento de las úlceras esofágicas

El tratamiento intenta sobre todo prevenir daños adicionales, aliviar los síntomas y dar a la úlcera tiempo para curarse. Puede consistir en lo siguiente:

  • Medicamentos para reducir la producción de ácido en el estómago.

  • Medicamentos para tratar una infección.

  • Dejar de fumar y de beber alcohol.

  • Evitar determinados medicamentos irritantes (como aspirina, ibuprofeno, potasio, tetraciclinas, doxiciclina, quinidina, hierro y alendronato).

Recuperación y seguimiento médico

Con tratamiento, una úlcera esofágica tarda varias semanas o más en curarse. Podrían hacerle una endoscopia de control para determinar si la úlcera está sanando. Informe a su proveedor de atención médica si los síntomas no mejoran o reaparecen. Si tiene reflujo gastroesofágico, colabore con su proveedor de atención médica para controlarlo. Puede tomar medidas para ayudar a mantener el esófago en buen estado y prevenir problemas futuros.

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de inmediato si tiene cualquiera de estos síntomas:

  • fiebre de 100.4 °F (38.0 °C) o más, o según las indicaciones;

  • escalofríos;

  • dolor o dificultad para tragar que no desaparecen;

  • tos con expulsión de sangre;

  • náuseas frecuentes o vómito con aspecto de café molido;

  • heces negruzcas, alquitranadas o manchadas de sangre.

Author: StayWell Custom Communications
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library