Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Lesión o enfermedad de la médula espinal: Adaptación después de salir del hospital [Spinal Cord Injury or Disorder (SCI/D): Adjusting After You Leave the Hospital]

Después de su lesión o enfermedad de la médula espinal, probablemente estuvo en un hospital u otro centro donde los proveedores de atención médica vigilaron su estado continuamente y usted siguió ciertas rutinas y horarios todos los días. Esto era necesario mientras se recuperaba y aprendía las técnicas que necesitaba para mantenerse en buena salud. Una vez que haya salido del hospital deberá ocuparse de sus propias necesidades, establecer usted mismo sus rutinas y tomar decisiones sobre cómo conducir su vida. La transición del regreso a la vida cotidiana después de una lesión de la médula espinal puede ser difícil. Su equipo de atención de la LME está capacitado para ayudarle con estas transiciones. Recuerde que usted ya se ha enfrentado a muchas dificultades, y podrá enfrentarse también a éstas.

Hombre con una lesión de la médula espinal manejando un auto.

Regreso a su vida cotidiana

Es normal que se sienta un poco abrumado después de recibir el alta. Para ayudarle a lidiar con su situación durante este período:

  • Siga usando las técnicas que aprendió durante la rehabilitación. Cuando se enfrente a una nueva tarea o situación, recuerde cómo manejó sus dificultades durante su recuperación inicial.

  • Divida las tareas grandes en objetivos más pequeños y razonables. A medida que logra cada objetivo, establezca uno nuevo. De esta forma podrá ir adquiriendo las habilidades necesarias para resolver problemas aun mayores.

  • Trate de mantener una perspectiva positiva. Manténgase siempre consciente de los logros, los objetivos alcanzados y el progreso que va haciendo, por muy pequeño que sea, y piense en estas cosas cuando se sienta desanimado.

  • Utilice las técnicas de autocuidado diario que aprendió en la rehabilitación. Estas son las tareas que deberá hacer todos los días para mantener su cuerpo sano. Siga su plan de tratamiento, incluyendo el cuidado del intestino y de la vejiga, el alivio de la presión (para evitar las úlceras por presión), la seguridad en los traslados y la administración de medicamentos.

  • Estructure su día. Esto puede ayudarle a adaptarse a su casa y a su comunidad después de dejar el hospital. Establezca sus propios horarios y asegúrese de planificar actividades divertidas.

No trate de conseguirlo por sí solo; ¡obtenga ayuda!

Recuerde que existe ayuda a su disposición. Su equipo de atención de la lesión de la médula espinal seguirá dándole apoyo y ayudándole a resolver problemas después de que deje el hospital. Pídale a su equipo que le proporcione recursos, sugerencias y apoyo. Hable con otras personas que tienen una lesión o enfermedad de la médula espinal y no dude en hacerles preguntas. A medida que le van surgiendo nuevas situaciones, probablemente tendrá nuevas inquietudes. Acepte el apoyo y la ayuda de sus familiares. Si en algún momento de este proceso nota que está teniendo dificultades para lidiar con su lesión, se está deprimiendo o tiene ansiedad o inquietud acerca del futuro, póngase en contacto con su equipo de atención para la lesión de la médula espinal.

Author: StayWell Custom Communications
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library