Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

La ELA y sus pulmones

Los síntomas de la ELA pueden ser muy diferentes de una persona a otra. Algunas personas tienen síntomas respiratorios desde un principio, y otras no tienen este tipo de problemas hasta mucho después. Pero, en algún momento la debilidad de los músculos que controlan la respiración provoca una variedad de síntomas.

Los síntomas respiratorios pueden incluir lo siguiente:

  • Falta de aire, al hacer actividad o no

  • Dificultad para respirar al acostarse boca arriba

  • Fatiga (cansancio) durante el día a pesar de haber dormido toda la noche

Los problemas respiratorios pueden incluir:

  • Un reflejo de tos débil que puede hacer que se estanquen las secreciones en los pulmones y la parte posterior de la garganta. Esto puede provocar obstrucciones en las vías respiratorias superiores o infecciones respiratorias tales como la neumonía.

  • Un exceso de tos poco efectiva que ocasiona fatiga, falta de aire y, en definitiva, agotamiento.

  • Bostezos o suspiros frecuentes durante el día.

  • Despertarse por la mañana con dolor de cabeza o sensación de confusión (confusión matutina).

  • Despertarse con frecuencia durante la noche (insomnio).

  • Dificultad para estar acostado en posición horizontal; necesidad de usar más de dos almohadas para dormir por la noche.

Cómo la ELA afecta sus pulmones

Cuando el aire entra y sale de sus pulmones, usted tiene que poder expandir y relajar los músculos de su pecho. Cuando el diafragma se mueve hacia abajo y los músculos de la caja torácica se contraen, el aire pasa a los pulmones. La ventilación es el movimiento que hace el aire al entrar y salir de sus pulmones.

Cuando usted se ejercita o hace un esfuerzo, los músculos de su cuerpo usan más oxígeno. Por lo tanto, los músculos de la ventilación también deben trabajar más para suministrar más oxígeno a los músculos. Si sus músculos respiratorios están débiles por la ELA, puede que usted no logre responder adecuadamente a esa demanda. Eso le ocasionará falta de aire.

Cuando duerme, su cuerpo no necesita la misma cantidad de oxígeno. El ciclo de la respiración cambia y la respiración se vuelve más lenta y más superficial. Eso está bien si sus pulmones funcionan normalmente. Pero, si tiene ELA, la respiración puede volverse más superficial aún. Eso puede hacer que se despierte con frecuencia por la noche.

Cuando está acostado la fuerza de su diafragma empuja el contenido del estómago para separarlo de sus pulmones. Si su músculo del diafragma está débil, puede notar que estar acostado boca arriba ya no le resulta cómodo. Puede sentirse inquieto o tener falta de aire.

Los medicamentos que toma para el dolor, para dormir, la ansiedad o la rigidez muscular pueden deprimir los centros de la respiración en el cerebro. Es importante que le informe a su proveedor de atención médica los nombres de todos los medicamentos que está tomando. Esto incluye tanto los medicamentos recetados como los de venta libre. También dígale a su proveedor de atención médica si tiene problemas para respirar.

Las infecciones respiratorias pueden afectar la respiración. Los conductos (nariz, garganta, pulmones) por donde pasa el aire pueden bloquearse o estrecharse en cualquier lugar de ese recorrido. La congestión nasal puede obstruir las vías respiratorias superiores. Los tubos que hacen que el aire entre y salga de los pulmones, llamados bronquios, pueden inflamarse y eso limita el movimiento del aire. Eso puede hacer que le resulte aún más difícil respirar.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 10/1/2017
Help improve the VHL. Share your opinions! Click here for brief survey

VHL Web Tour Video - Opens in a pop up window

Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library