Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Acerca de los tubos de alimentación

La mayoría de los pacientes con ELA pierden en algún momento la capacidad de tragar la comida en forma segura. En ese momento, un tubo de alimentación puede ayudar. Un tubo de alimentación puede permitirle recibir las calorías, el agua y los medicamentos que necesita sin tener que preocuparse porque se vaya a atragantar. 

Muchas personas con ELA eligen tener un tubo de alimentación. No prolongará su vida en forma significativa. Pero usar un tubo de alimentación puede mejorar su calidad de vida.

Algunas de las ventajas de tener un tubo de alimentación incluyen:

  • Mayor facilidad al momento de alimentarse, lo que le tomará menos tiempo

  • No tendrá riesgo de atragantarse ni problemas al masticar o al tragar

  • Puede mejorar la nutrición, lo que le ayudará a mantener el peso, prevenir deficiencias y combatir las infecciones

Las desventajas pueden incluir:

  • La idea de tener un tubo de alimentación puede ser intolerable

  • La inserción de un tubo de alimentación es un procedimiento quirúrgico que requiere pasar algún tiempo en el hospital

  • Posibles infecciones o molestias en la abertura que se hace para el tubo

¿Cuándo debería usarlo?

Los médicos recomiendan colocarse un tubo de alimentación temprano. Si espera hasta que su sistema respiratorio esté comprometido, el riesgo de atragantarse, tener neumonía y la incapacidad de toser será mayor.

Considere usar un tubo de alimentación si tiene alguna de las siguientes situaciones:

  • Comer le toma más de una hora

  • Perdió el 10% o más de su peso 

  • Se atraganta frecuentemente cuando come

  • Está deshidratado por la falta de líquidos suficientes

  • Necesita dedicar un exceso de tiempo y atención para tener la cantidad adecuada de agua y comida

Si se coloca un tubo de alimentación temprano, igualmente podrá disfrutar de comer por la boca durante algún tiempo. En algún momento, comer por la boca se convertirá en una tarea tediosa y poco agradable. Tener un tubo ya colocado le facilitará las cosas.

Tipos de tubos de alimentación

Sonda PEG

La sonda PEG es la que se usa con más frecuencia. Este tubo mide aproximadamente 10 pulgadas (25 cm). Se pasa un instrumento largo (endoscopio) a través de la boca hasta llegar al estómago. El tubo de alimentación se introduce a través de una abertura en la pared del abdomen. Una de las mayores ventajas de este método es que no suele necesitarse anestesia general, solo una sedación fuerte. Este procedimiento puede hacerse con rapidez, prácticamente sin problemas. Es probable que usted pueda regresar a su casa ese mismo día.

Una desventaja de las sondas PEG incluye la neumonía por aspiración. Eso es cuando ingresan líquidos en las vías respiratorias y los pulmones, lo que causa infección. La aspiración puede reducirse si se eleva la cabeza al menos a 45 grados en el momento de la alimentación y después, por un período de entre 30 y 60 minutos.

Sonda de gastrostomía

Este tubo se coloca mediante una cirugía complicada. Durante la cirugía, se hace un corte en la pared abdominal para llegar al estómago. Este procedimiento suele significar una hospitalización más larga. Puede que necesite anestesia general,

Sonda de yeyunostomía (J-tube)

La sonda de yeyunostomía es un tubo largo y delgado que se introduce a través del estómago hasta el intestino delgado (yeyuno). La sonda de yeyunostomía puede causar menos problemas relacionados con la neumonía por aspiración. Si la neumonía por aspiración se vuelve un problema incontrolable, puede que le recomienden una sonda de yeyunostomía.

Las desventajas incluyen:

  • Una mayor incidencia de diarrea, obstrucción e inflamación (distensión) abdominal 

  • La fórmula debe infundirse a un ritmo mucho más lento, lo que implica el uso y el gasto adicional de una bomba

  • Puede interferir con su calidad de vida si usted desea mantenerse en actividad 

  • Su colocación es más costosa

  • Requiere un producto más costoso para tener una digestión sin problemas

Botón gástrico

El botón gástrico es un nuevo tubo corto que queda al ras de la piel. Se coloca un tubo de extensión para la alimentación. La ventaja de este tipo de tubo es que no tendrá un tubo colgando de su abdomen.

Debe quedarse en una posición semierguida por entre 30 y 60 minutos después de cada alimentación. Si puede caminar, un paseo breve y lento le ayudará a prevenir la regurgitación y los problemas de aspiración.

Método del bolo

Si bien este es el método más rápido y simple, puede ser el más peligroso. Para el método del bolo, se usa una jeringa grande que se conecta al tubo de alimentación. Se introduce líquido en la jeringa y se lo deja fluir tan rápido como lo permita la gravedad.

Con el método del bolo, ocurren problemas graves con más frecuencia. Por ejemplo, depresión respiratoria, cólicos, regurgitación, aspiración y distensión del estómago. El método del bolo no es el mejor método para usar en las primeras semanas. Necesita algo de tiempo para adaptarse a una dieta líquida.

Una persona con ELA tiene derecho a tomar sus propias decisiones sobre los tubos de alimentación. Si tiene problemas para tragar desde el comienzo de la enfermedad, puede tener más sentido que se coloque un tubo de alimentación. Puede ser emocionalmente difícil para los cuidadores ver que un ser querido baja de peso y va perdiendo su salud por no lograr la nutrición adecuada.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 10/1/2017
Help improve the VHL. Share your opinions! Click here for brief survey

VHL Web Tour Video - Opens in a pop up window

Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library