Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Dolor: nuevas formas de tratar un problema común

Imagen del contorno de un cuerpo humano con puntos brillantes que indican dolor en todo el cuerpo.

¿Qué es el dolor?

El dolor es un problema complejo que se ve afectado por otros factores físicos, como las lesiones. El dolor puede afectar su manera de pensar, sentirse y sus actividades.

¿Cuáles son los 2 tipos de dolor?

Dolor agudo

Se trata de una señal de advertencia que emite el cuerpo para indicar que puede estar herido o que hay algún problema. Es un indicador de que debe interrumpir sus actividades y buscar ayuda médica.

¿Cuáles son las posibles causas del dolor agudo?

  • Lesión

  • Cirugía

  • Procedimiento dental

  • Ataque cardíaco

  • Otros problemas médicos agudos

El dolor suele ser temporal y puede responder a tratamientos como los siguientes:

  • Medicamentos con efecto a corto plazo

  • Reposo

  • Terapia con hielo o calor

  • Fisioterapia

  • Programas de ejercicio (específicos según el tipo de dolor)

  • Acupuntura

  • Cirugía (en algunos casos)

Dolor crónico

Se trata del dolor que continúa presente luego de que el cuerpo está sano. También puede presentarse con enfermedades como la diabetes y la artritis. El dolor se vuelve crónico cuando continúa por más de 3 meses. Los factores relacionados al estilo de vida empeoran el dolor. Algunos de ellos son:

  • Inactividad

  • Estrés

  • Consumo de tabaco (cigarrillos, pipas, mascar tabaco)

  • Falta de sueño

  • Alimentación inadecuada

  • Consumo excesivo de sustancias (alcohol, drogas ilegales)

El dolor crónico puede afectar todas las áreas de su vida

Es posible que el dolor le impida hacer sus actividades cotidianas como cocinar, lavar la ropa, limpiar la casa y jugar con sus hijos o nietos. Puede enfrentar dificultades para realizar su trabajo. Las relaciones personales pueden tornarse estresantes. El dolor crónico también puede empeorar otros problemas médicos.

¿Qué puede hacer?

El tratamiento del dolor crónico comienza con formas de controlar el dolor y reducir los efectos que tiene en su vida. Esto se conoce como manejo personal e incluye lo siguiente:

Lo que usted puede hacer 

Imagen de frutas y vegetales con pesos y una cinta de medir.

Actividades de bienestar generales

  • Practicar mindfulness o atención plena

  • Desarrollar relaciones saludables

  • Dormir bien todos los días

  • Comer alimentos saludables

  • Hacer ejercicio a diario

  • Dejar de fumar cigarrillos y de consumir productos de tabaco

  • Practicar actividades que disfrute

Estrategias de control del dolor

  • Postura: pararse/sentarse con la espalda derecha

  • Perder peso en caso de tener sobrepeso

  • Aumentar el consumo de frutas y vegetales

  • Practicar la relajación y la respiración profunda

  • Asistir a clases de manejo del dolor

  • Unirse a grupos de apoyo

¿Cuáles son los objetivos del tratamiento para el dolor crónico?

Trabaje en colaboración con su proveedor de atención médica para establecer objetivos. Enfóquese en aquellos que pueda lograr para disminuir el impacto del dolor y mejorar su calidad de vida.

Estos podrían ser algunos de sus objetivos:

  • Recuperar la capacidad de moverse, ejercitar y tener un rol más activo

  • Incrementar su felicidad y satisfacción con la vida

  • Hacer más actividades y conectarse con otras personas

  • Mejorar su calidad de vida general

  • Volver a conectarse con aquello que es importante para usted

  • Mejorar su capacidad para controlar el dolor y volver a tener un estilo de vida saludable

  • Comprender mejor su dolor crónico

  • Corregir otros problemas médicos que pueden darse a causa del dolor crónico, como la debilidad muscular, la falta de sueño o la mala alimentación

¿Cuáles son algunas opciones para tratar el dolor?

Manejo personal

Todo lo que hace por sí para manejar los problemas de salud y vivir tan a pleno como sea posible.

Tratamientos sin medicamentos

  • Terapias del comportamiento

    • Aprender a reaccionar frente al dolor de un modo que lo ayude a funcionar mejor y reducir el dolor

    • Terapia cognitivoconductual (TCC)

    • Terapia de aceptación y compromiso (TAC)

    • Tratamientos basados en mindfulness

  • Acupuntura

  • Yoga y tai chi

  • Manipulación espinal (quiropraxia)

Tratamientos con medicamentos no opiáceos

Tratamientos tópicos

  • Gel, cremas, pomadas o parches que se aplican en la piel o en el lugar del dolor

    • Diclofenac en gel

    • Salicilato de metilo en crema o pomada

    • Parche de lidocaína

Tratamientos vía oral

Imagen de frascos de pastillas con pastillas derramadas.

  • Medicamentos antiinflamatorios para dolor muscular/óseo

    • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE): ibuprofeno, naproxeno, meloxicam, etodolaco

  • Medicamentos antidepresivos para dolor muscular/óseo y dolor neural

    • Antidepresivos tricíclicos (TCA): nortriptilina, desipramina, amitriptilina, imipramina

  • Inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN)

    • Duloxetina, venlafaxina

  • Medicamentos anticonvulsivos para el dolor neural

    • Gabapentina y pregabalina

Medicamentos opiáceos 

  • Los opiáceos solo atenúan el dolor crónico, sin importar la cantidad que tome.

  • No harán desaparecer el dolor.

  • Cualquier dosis puede implicar riesgos, en especial las dosis más altas. Pueden causar más efectos secundarios sin siquiera calmar el dolor.

  • La metadona es un opiáceo que se suele usar para el dolor crónico. Con el uso a largo plazo, la cantidad presente en el cuerpo puede incrementarse y poner a las personas en riesgo de sufrir depresión respiratoria (respiración lenta o superficial) y posible sobredosis. También es necesario el control del corazón con electrocardiogramas (ECG) anuales si se toma metadona.

  • Los opiáceos ya no se recomiendan para tratar el dolor crónico. 

¿Qué es un opiáceo?

Los opiáceos son un tipo de medicamentos para el dolor. Estos son algunos de los opiáceos más comunes:

  • Morfina

  • Oxicodona

  • Hidrocodona

  • Metadona

  • Hidromorfona

  • Fentanilo

¿Sabía usted?

  • Los médicos creían que los opiáceos eran seguros y podían reducir el dolor crónico si se usaban durante períodos prolongados.

  • En la actualidad, la nueva información disponible muestra que es posible que el consumo de opiáceos a largo plazo no sea efectivo ni seguro para tratar el dolor crónico.

  • El uso de opiáceos a largo plazo también puede causar diversos problemas. Algunos de ellos son: pérdida de efectos de alivio del dolor, incremento del dolor, muerte no intencional, dependencia, trastorno por consumo de opiáceos o adicción, depresión respiratoria (respiración lenta o superficial), problemas para conciliar el sueño, cambios de humor, cambios hormonales, dificultades para evacuar y empeoramiento del sistema inmune.

  • Ahora sabemos que el uso de opiáceos no es la mejor opción para tratar la mayoría de los tipos de dolor. Los tratamientos sin medicamentos son los ideales para tratar el dolor.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 6/1/2018
Help improve the VHL. Share your opinions! Click here for brief survey

VHL Web Tour Video - Opens in a pop up window

Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library