Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Enfermedad pulmonar crónica: control del estrés

Hombre que se relaja con auriculares.

El estrés y la ansiedad pueden dificultar la respiración. Cuando a una persona le resulta difícil respirar, es natural que aumente su nivel de ansiedad e incluso que comience a sentir pánico. Esto intensifica aun más la falta de aire. Esta secuencia se conoce como el ciclo de la disnea y es común en personas con enfermedad pulmonar crónica. Hable con su proveedor de atención médica sobre cómo se está sintiendo. Es importante que su proveedor comprenda qué está sucediendo y cómo está afectando su vida. El entrenamiento de respiración y las estrategias de afrontamiento pueden ayudar a controlar el estrés y la ansiedad.

Comprensión del ciclo

Cuando tiene falta de aire, sus músculos respiratorios se tensan. Le resulta difícil respirar profundamente. Tal vez se inquiete pensando que no está obteniendo aire suficiente. Entonces empieza a respirar más rápidamente y a sentir aún más falta de aire. Es posible que esto comience a causarle pánico, con lo cual los síntomas se hacen todavía más intensos. A menudo, las personas con enfermedad pulmonar crónica intentan prevenir este ciclo. Limitan su actividad, se quedan en casa y no realizan actividades que puedan causar falta de aire. Pero no tiene por qué vivir así.

Maneras de relajarse

Cuando note que se está estresando o que le entra ansiedad, haga un esfuerzo por relajarse. Esto le ayudará a romper el ciclo de la disnea. Siéntese en un lugar tranquilo y confortable. Haga respiración diafragmática y con los labios fruncidos. También es posible que los siguientes consejos le resulten útiles:

  • Ciertas actividades pueden ayudarle a relajarse. Estas actividades pueden ser, por ejemplo, leer un buen libro, escuchar música o cintas de relajación, practicar yoga, tai chi, meditación o rezar. Trate de encontrar las actividades más adecuadas para usted.

  • Intente hacer visualizaciones. Imagínese en un lugar apacible, por ejemplo una playa. Toque la arena caliente. Escuche el sonido de las olas. Sienta el olor del mar. Esto podría ayudarle a relajarse.

  • Es posible que su proveedor de atención médica le aconseje que use un broncodilatador o terapia de oxígeno junto con estos u otros métodos de relajación.

  • Manténgase positivo con una visión positiva de la vida. Comuníquese con sus proveedores de atención médica si se siente deprimido.

Para evitar que la falta de aire limite su vida, haga lo siguiente:

  • De forma inmediata. Aprenda a detener un ataque mediante respiración con labios fruncidos, respiración diafragmática y métodos de relajación. Si no sabe cómo realizar estas técnicas, pregunte a su proveedor de atención médica.

  • En su vida cotidiana. Aprenda a maximizar su energía y a respirar durante sus actividades para poder hacer más cosas. Aprenda a hacer la respiración abdominal y a respirar con los labios fruncidos. Estos dos ejercicios pueden ayudarlo a respirar mejor. Intente hacer cada ejercicio durante 5 a 10 minutos todos los días.

  • Con el tiempo. Empiece a hacer ejercicio para que su cuerpo comience a adaptarse a un mayor nivel de actividad. Estar activo puede provocar la falta de aire. Pero, de todos modos, es bueno para los pulmones. El ejercicio puede fortalecer los músculos que lo ayudan a respirar. Consulte a su proveedor de atención médica qué ejercicios son seguros para usted.

  • Nutrición. Ingiera la cantidad correcta de alimentos para mantener un peso saludable. Su proveedor de atención médica puede derivarlo a un dietista o nutricionista.

  • Prevenga las infecciones pulmonares. Vacúnese según le indique el proveedor de atención médica.

  • Deje de fumar y evite exponerse al humo de cigarrillos de otras personas. El cigarrillo es la causa principal de la EPOC. Dejar de fumar es el paso más importante que puede tomar para tratar la EPOC. Si necesita ayuda para dejar de fumar, hable con su proveedor de atención médica.

  • Inhale aire limpio. Intente mantenerse lejos del humo, los productos químicos, los vapores y el polvo. No permita que nadie fume en su casa. En días con mucha contaminación, permanezca en el interior.

  • Descanse bien. Si tiene problemas para dormir a la noche, no tome píldoras para dormir ni medicamentos de venta libre sin antes hablar con su proveedor de atención médica.

Para obtener más información y apoyo para dejar de consumir tabaco

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 5/1/2020
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library