Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Para el cuidador: consejos para enfrentar la situación

Los cuidadores a menudo sienten que deben atender constantemente las necesidades de su ser querido. Pero tampoco es buena idea que se esfuerce hasta el punto de agotarse porque esto puede afectar su propia salud. No es posible cuidar bien a otra persona sin cuidarse bien a sí mismo. No se trata de egoísmo, sino que es algo fundamental. Tómese un descanso, aliméntese bien y haga ejercicio. Lo más importante: acepte que usted no puede hacer todo solo.

Pareja sentada y relajada en la playa.

Permítase un descanso merecido

No todas las cosas que hace tienen la misma importancia. Establezca prioridades. De esta forma, no estará ocupado todo el tiempo. Cuide su propia salud. Salga a dar un paseo siempre que pueda. Tómese un baño largo. Salga a almorzar con un amigo para mejorar su estado de ánimo o simplemente no haga nada durante una hora. Duerma una siesta o relájese.

Acepte la ayuda de los demás

Saber que puede contar con otras personas puede ser tranquilizador. Acepte la ayuda de los demás cuando se la ofrezcan y no dude en pedir ayuda cuando la necesite. Recuerde que las personas que se preocupan por usted desean ayudarlo.

Pérdidas y depresión

Luego de una situación grave de salud, el estrés disminuye con el tiempo. Sin embargo, es posible que su vida haya cambiado. Darse cuenta de esto puede ser motivo de pena, tanto para usted como para su ser querido. Llame a su proveedor de atención médica si cualquiera de los dos nota signos de depresión. El tratamiento puede ayudarlo a recuperar la esperanza, aun cuando piense que nada puede ayudarlo.

  • Sentirse triste la mayor parte del tiempo.

  • Sentirse culpable o desesperanzado.

  • No disfrutar las actividades que antes le gustaba hacer, como la lectura, el ejercicio o las actividades sociales.

  • Dormir menos o más de lo normal.

  • Tener cambios importantes de apetito o de peso.

  • Nerviosismo o irritación.

  • Cansancio, debilidad o falta de energía.

  • Dificultad para concentrarse, recordar cosas o tomar decisiones.

  • Sentirse enojado o agitado también puede ser un signo de depresión. Este puede ser el único signo más común en los hombres.

Author: StayWell Custom Communications
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library