Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Tratamiento de los gangliones

Aunque los gangliones suelen ser difíciles de tratar sin cirugía, hay ciertos métodos no quirúrgicos que pueden servir para aliviar algunos de sus síntomas.

Cuidados no quirúrgicos

Pie con una almohadilla de ajuste en el empeine.
Almohadilla de acomodación

Mujer sentada en una silla, probándose zapatos.

  • Puede colocarse almohadillas alrededor del ganglión para reducir la presión y la fricción.

  • Se puede aspirar el líquido por medio de una aguja que se introduce en el quiste para aliviar los síntomas, aunque los gangliones pueden volver a formarse.

  • Limite los movimientos o actividades que aumentan el dolor para aliviar las molestias.

  • Aplíquese hielo en el ganglión durante 15 ó 20 minutos para aliviar temporalmente la inflamación y el dolor.

  • Si la inflamación es grave, su podiatra podría tratar sus síntomas con medicamentos.

Cirugía

Pie con suturas en el empeine.

Si un ganglión le llega a causar dolores continuos o excesivos, su proveedor de atención médica podría recomendarle una cirugía. Durante esta operación, se elimina la pared completa del ganglión y posiblemente una parte del tejido que lo rodea. Si el ganglión surgió a través de una rotura en la cápsula de la articulación, también habrá que reparar ese problema. Es probable que le inmovilicen la articulación mientras se cura la rotura.

Después de la cirugía

Tal vez tenga dolor, hinchazón, adormecimiento u hormigueo durante varias semanas después de la cirugía. Probablemente pueda caminar poco tiempo después, aunque tal vez sea necesario vendar o enyesar el pie. Asegúrese de ir al podiatra si tiene algún problema en el futuro. Aunque la cirugía casi siempre tiene éxito, puede ocurrir que el ganglión vuelva a formarse.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 5/15/2011
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library