Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Prostatectomía con láser

Su glándula prostática está agrandada. Esto también se llama hiperplasia prostática benigna (benign prostatic hyperplasia, BPH). La BPH no es cáncer, pero puede causarle problemas para orinar. Para aliviar los síntomas, probablemente le recomienden realizarse una prostatectomía con láser . Durante este procedimiento, se utiliza un láser (energía luminosa concentrada). El láser extrae tejido de la próstata de alrededor de la uretra. La uretra es el conducto por donde fluye la orina desde la vejiga hacia el exterior del cuerpo. La cirugía permite que la orina salga más fácilmente. El láser destruye el tejido prostático. Por lo tanto, no se lo puede estudiar para detectar signos de cáncer. 

Corte transversal de la próstata que muestra un cistoscopio insertado en la uretra y la próstata. Un rayo láser que sale del cistoscopio extrae tejido prostático.

Tipos de cirugía de próstata con láser

El tipo de cirugía que le hagan dependerá de su salud, el tamaño de su próstata y el tipo de equipo disponible. Los diferentes tipos de cirugía de próstata con láser son los siguientes:

  • Vaporización fotoselectiva de la próstata (PVP). Se usa el láser para destruir (vaporizar) el tejido prostático adicional.

  • Ablación con láser Holmium de la próstata (HoLAP). Este tipo de cirugía es parecida a la PVP, pero se utiliza un tipo diferente de rayo láser.

  • Enucleación con láser Holmium de la próstata (HoLEP). En este procedimiento, el rayo láser corta y extrae tejido adicional. Se usa un instrumento para cortar el tejido en trozos pequeños para que sean más fáciles de extraer. 

Posibles riesgos y efectos secundarios de la prostatectomía con láser

Todos los procedimientos tienen riesgos. Algunos de los riesgos posibles de este incluyen los siguientes:

  • Sangrado

  • Infección

  • Neumonía

  • Formación de coágulos de sangre

  • Formación de cicatrices o estrechamiento de la uretra, lo que puede causar dificultad para orinar

  • Solo algo de alivio de los síntomas

  • Disfunción eréctil (infrecuente)

  • Pérdida de control de la vejiga (muy infrecuente)

  • Pérdida de eyaculación

Preparativos para el procedimiento

Su equipo de atención médica le dará instrucciones detalladas sobre cómo alistarse para el procedimiento. Asegúrese de seguirlas.

  • Le pedirán que lea y firme un formulario de consentimiento para la cirugía. Asegúrese de leer el documento completo y de evacuar todas sus dudas antes de firmarlo.

  • Dígale a su equipo de atención médica qué medicamentos toma. Esto incluye medicamentos recetados y de venta libre, vitaminas, hierbas y otros suplementos. También incluye diluyentes de la sangre como warfarina, clopidogrel o una aspirina tomada diariamente. Es posible que deba dejar de tomar algunos de ellos o todos antes de la cirugía.

  • Siga las indicaciones que recibió sobre no comer ni beber antes del procedimiento.

  • Cuando llegue para el procedimiento, se le colocará una vía intravenosa (IV). Por allí se le administrarán líquidos y medicamentos durante el procedimiento.

  • Le darán un medicamento para evitar que sienta dolor (anestesia) antes de la cirugía. Es posible que reciba una o más de las siguientes:

    • Anestesia local para adormecer la vejiga y la uretra

    • Anestesia regional para adormecer el cuerpo de la cintura para abajo

    • Anestesia general para ponerlo en un estado de sueño profundo.

Durante el procedimiento

Su proveedor de atención médica podrá explicarle los detalles de su cirugía. Estos detalles dependen del tipo de cirugía láser que se le vaya a practicar. En general, usted puede esperar lo siguiente:

  • La cirugía propiamente dicha por lo general dura menos de una hora.

  • Se coloca un telescopio delgado que parece un tubo (cistoscopio) a través de la abertura de su pene y se lo introduce en su uretra. Esta herramienta le permite a su proveedor observar su uretra y su próstata, ya sea a través del cistoscopio o en una pantalla.

  • El láser se introduce a través del cistoscopio y se usa para destruir el tejido prostático sobrante.

  • Es posible que se le coloque un tubo (una sonda urinaria) para ayudar a que su vejiga se vacíe por un período breve después del procedimiento. Se la quitarán cuando ya no sea necesaria.

Después del procedimiento

Quizás pueda regresar a su casa el mismo día después de la cirugía. O tal vez pase la noche en el hospital. Un familiar o amigo adulto debe llevarlo de regreso a casa. Para obtener los mejores resultados del procedimiento, siga las instrucciones de su proveedor de atención médica. Acuda a las citas de seguimiento.

Es probable que tenga la próstata adolorida al principio. Mejorará a medida que se cure. Estas son algunas cosas que puede esperar:

  • Tal vez lo manden a casa con una sonda puesta para que drene la orina desde la vejiga. Si es así, es posible que deba usar un bolsa adherida a la pierna hasta que ya no la necesite. La sonda permitirá que la zona sane. También lo ayudará a evitar el dolor al orinar.

  • Su proveedor también puede recetarle antibióticos para prevenir la infección y analgésicos para aliviar la incomodidad.

  • En aproximadamente una semana, debe realizar una visita con el proveedor de atención médica para que le retire la sonda. Si la hinchazón todavía le dificulta orinar, es probable que la dejen puesta por más tiempo. Después de que le retiren la sonda, es posible que tenga que orinar con más frecuencia. Esto es normal y debe ir mejorando con el tiempo.

  • Durante las primeras semanas después del procedimiento, puede notar su orina turbia o tal vez tenga sangre o coágulos en la orina. Esto es normal, y significa que su cuerpo está eliminando el tejido tratado. Estos síntomas pueden comenzar a mejorar durante las primeras semanas, pero puede tardar unos meses para que desaparezcan del todo. Su proveedor puede decirle cuándo puede retomar su actividad sexual y qué tan pronto puede reincorporarse a su trabajo.

  • Tal vez también se le indique que no debe levantar objetos de más de 10 libras ni arrodillarse para alzar cosas del suelo.

  • Beba abundante cantidad de líquidos para ayudar a despejar la vejiga.

El regreso a la actividad sexual

Seguramente le agradará saber que la BPH y su tratamiento raramente causan problemas con el sexo. Es probable que tenga eyaculación retrógrada. Esto sucede cuando el semen se va a la vejiga en lugar de salir por la uretra durante la eyaculación. La eyaculación retrógrada es común después de los procedimientos para la BPH. Pero aunque esto ocurra, no debería sentir los orgasmos muy diferentes a como los sentía antes del procedimiento. Esto no debe causarle ningún problema de salud ni afectar su función sexual. Si nota algún problema con la actividad sexual, hable con su proveedor de atención médica, quien seguramente podrá ayudarlo.

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica si le sucede lo siguiente:

  • Tiene fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más alta, según lo que le haya indicado su proveedor.

  • Tiene sangrado excesivo.

  • Siente dolor que no se alivia con medicamentos.

  • Nota que la orina no está drenando de la sonda o se le sale la sonda.

  • Siente urgencia frecuente o muy fuerte de orinar.

  • Se le hace imposible orinar o le disminuye el flujo de orina.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 5/15/2011
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library