Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Cirugía del pie: neuroma o callo plantar

Los zapatos apretados y los tacones altos pueden ejercer demasiada presión sobre la parte anterior de la planta del pie y producir neuromas y callos. Un neuroma es un nervio inflamado que puede provocar dolor intenso, insensibilidad y escozor. Un callo plantar es una acumulación de piel endurecida en la parte anterior de la planta del pie, que puede producir la sensación de tener una piedra en el zapato.

Primer plano de la planta de un pie con neuroma en el metatarso, entre los huesos. Primer plano de la planta de un pie en donde se ve que se extrajo el neuroma de entre los huesos.

Primer plano de la planta de un pie en puntas, en donde se ve un callo plantar en el metatarso. Primer plano de la planta de un pie en puntas de pie en donde se ve el hueso del metatarso cortado y alineado con un tornillo que lo mantiene en su lugar.

Neuroma

Cuando dos huesos metatarsianos se comprimen el uno contra el otro, el nervio que pasa entre ellos puede quedar aprisionado al punto de hincharse y provocar dolor. Este problema se denomina “neuroma” y suele producirse en la base del tercer y el cuarto dedos. El dolor del neuroma puede aumentar al estar de pie o al caminar.

Extracción del neuroma

Se extrae la parte agrandada del nervio inflamado. En la mayoría de los casos, el pie operado puede soportar el peso del cuerpo de inmediato. Tal vez sea necesario usar un zapato quirúrgico por unas cuantas semanas. Una vez curado el pie, la pequeña zona de donde se extrajo parte del nervio podría quedar insensible.

Callo plantar

Cuando uno de los huesos metatarsianos es más largo que los demás o está a un nivel inferior, ejerce presión sobre la piel que tiene debajo y forma un callo. Los zapatos con suelas delgadas y tacones altos también pueden ejercer presión adicional sobre la parte anterior de la planta del pie. En consecuencia, el callo puede provocar dolor e irritación en el pie.

Extracción del hueso

El hueso metatarsiano afectado se corta y se alinea a los demás metatarsianos en un procedimiento denominado “osteotomía oblicua”. Podrían usarse tornillos o clavos para sujetar el hueso en su posición; también es posible que se extraiga solo una parte del hueso metatarsiano. Con el tiempo, el callo plantar desaparece por su cuenta.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 5/15/2011
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library