Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Estilo de vida saludable para evitar otro ataque cerebral

Dejar los viejos hábitos puede ser difícil. Pero, si es su salud la que está en juego, nunca es demasiado tarde para realizar cambios positivos. Ciertos cambios de estilo de vida pueden resultarle sencillos. Otros quizás le resulten más difíciles. Si necesita ayuda, hable con su proveedor de atención médica, sus familiares y sus amigos.

Realice cambios saludables

  • Dieta. Su proveedor de atención médica le dará información sobre cambios alimentarios que probablemente tendrá que hacer según su situación. Probablemente le recomiende que consulte a un dietista certificado para que le ayude con esos cambios.  

  • Controle el peso. Si tiene sobrepeso, el proveedor de atención médica trabajará con usted para que pueda perder peso y bajar su IMC (índice de masa corporal) a un nivel normal o casi normal. También pueden derivarlo al Programa de control de peso para veteranos MOVE! Hacer cambios en la dieta y aumentar la actividad física puede ayudar.  

  • Deje de fumar. Si usted fuma o consume tabaco, este es el momento para dejar de hacerlo. Fumar aumenta la presión arterial y daña las arterias, lo cual puede conducir a un ataque cerebral. Si quiere recibir ayuda para dejar de fumar, hable con su equipo de atención médica del Departamento de Asuntos de los Veteranos (VA, por sus siglas en inglés). También puede llamar a la línea de ayuda para dejar el tabaco del VA al 1-855-QUIT-VET (I-855-784-8838), inscribirse en el programa de mensajes SmokefreeVET del VA y visitar https://www.mentalhealth.va.gov/quit-tobacco/ y https://veterans.smokefree.gov/.   

  • Limite el consumo de alcohol. El consumo excesivo de alcohol puede aumentar la presión arterial y el riesgo de sufrir ataques cerebrales. El alcohol también puede reaccionar con ciertos medicamentos. Pregúntele al proveedor de atención médica si es seguro para usted tomar alcohol o tomarlo con moderación.

  • Obtenga apoyo. Un ataque cerebral puede provocar en usted un sentimiento de frustración o depresión. No haga caso omiso de sus sentimientos, pero tampoco se detenga demasiado en ellos. Enfóquese en lo que puede hacer. También será de ayuda que hable con familiares, amigos, su proveedor de atención médica o grupos de apoyo.

  • Reduzca el estrés. El estrés puede hacer que el corazón trabaje más arduamente, además de elevar la presión arterial. Encontrará consejos que lo ayudarán a manejar el estrés en el Manage Stress Workbook (Libro de trabajo para el manejo del estrés). 

  • Haga actividad física. Los ejercicios de fuerza y aeróbicos mejoran su capacidad funcional y para realizar las actividades de la vida diaria. También reducen el riesgo de que tenga otro ataque cerebral. Desarrolle un plan personalizado con su fisioterapeuta para cumplir los objetivos de actividad física.

Si tiene presión arterial alta

Una de las medidas más importantes que puede tomar para prevenir otro ataque cerebral es mantener controlada la presión arterial. Si tiene presión arterial alta, haga lo siguiente:

  • Tome todos los medicamentos según lo indicado.

  • Haga actividad física con regularidad. Intente ir aumentando hasta hacer al menos 40 minutos de ejercicio físico de moderado a intenso al menos 3 a 4 días a la semana. 

  • Hable con su proveedor de atención médica para saber cómo reducir el consumo de grasa y sal en su alimentación. Es muy probable que le indiquen que limite la ingesta de sal a 1,500 miligramos (mg) o menos por día. 

  • Mida su presión arterial periódicamente. Escriba los resultados de estas mediciones y llévelos a los chequeos con su proveedor de atención médica. Recuerde que también puede hacer un seguimiento de sus lecturas de presión arterial en My HealtheVet (solo disponible en inglés) (es necesario iniciar sesión).

Cómo manejar otros problemas de salud

Los ataques cerebrales generalmente tienen una relación estrecha con ciertos problemas de salud. Por ejemplo, la presión arterial alta, las enfermedades del corazón y la diabetes. Si presenta alguna de estas afecciones, ahora es más importante que nunca mantenerlas bajo control. Para eso, tome los medicamentos que le hayan recetado y realícese chequeos regulares. Tenga en cuenta que las mismas elecciones de estilo de vida saludable que previenen los ataques cerebrales también ayudan a controlar estos otros problemas de salud.

Para los familiares y amigos

Si su ser querido se siente deprimido, le será mucho más difícil realizar cambios en su estilo de vida. Por lo tanto, preste atención a síntomas de tristeza, depresión o desolación. Estos sentimientos no son inusuales después de un ataque cerebral. Hable con su proveedor de atención médica si tiene dudas.

Author: StayWell Custom Communications
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library