Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Fundamentos sobre la salud de los dientes y las encías

Cuando usted se mira la boca en el espejo, podrá ver dientes blancos y duros rodeados de encías blandas; lo que probablemente no pueda ver es un recubrimiento pegajoso de bacterias y otras sustancias que se forma sobre los dientes y las encías. Este recubrimiento, llamado placa dental, puede perjudicarle la boca si no se mantiene controlado.

Corte transversal de un diente en el hueso. El esmalte es una capa que protege la superficie del diente. La dentina es la capa del medio. La pulpa es el tejido interior blando. Los ligamentos son fibras diminutas de tejido conectivo que fijan la raíz al hueso. Los vasos sanguíneos llevan nutrientes al diente. La corona es una parte visible del diente con superficies para morder y masticar. El hueso de la mandíbula brinda apoyo y estabilidad. La raíz es la parte del diente que se fija al hueso. Los nervios transmiten señales tales como dolor desde y hasta el cerebro.

Encías y dientes sanos

Para gozar de una buena salud bucal, es preciso que sus dientes y encías estén sanos.

  • Los dientes están hechos de sustancias duras diseñadas para despedazar los alimentos. Los dientes sanos pueden tener diversas tonalidades de blancura. Los dientes están encajados en el hueso de la mandíbula (los maxilares) a medida que se desarrollan.

  • Las encías son tejidos blandos que recubren el hueso y una parte de cada diente. El color de las encías depende de su etnia (razgos raciales), y debe ser uniforme a lo largo de toda la boca.

Cuando se forman la placa y el sarro

Incluso en una boca sana puede formarse placa. La placa se compone de bacterias dañinas. Si no se elimina con el cepillado y el uso de hilo dental a diario, esta película pegajosa permanece en los dientes, las encías y la lengua.

  • A medida que la saliva y la lengua se mueven dentro de la boca, una parte de la placa se elimina. Sin embargo, la placa se puede acumular en las hendiduras de los dientes, en los espacios interdentales y en el borde de las encías y aún más abajo del borde de las encías.

  • Las bacterias presentes en la placa se alimentan de restos de alimentos compuestos de azúcares y almidón que quedan en la boca después de comer; esto ocasiona la formación de ácido, que es la causa principal de la caries dental.

  • Si no se elimina, la placa se endurece y forma el sarro (llamado también “cálculo”). El sarro puede extenderse debajo del borde de las encías, lo que les causa daños y perjudica el hueso.

¿Está usted en riesgo?

Algunos factores aumentan la propensión a los problemas de los dientes y las encías; por ejemplo:

  • Falta de una buena higiene de los dientes y las encías.

  • Una baja cantidad de saliva en la boca, lo que permite la acumulación de placa.

  • Fumar y utilizar otros productos del tabaco, que hace que el cuerpo disminuya su capacidad de combatir infecciones como la enfermedad de las encías. Además, fumar reduce la cantidad de saliva presente en la boca.

  • Comer muchos alimentos con azúcar y almidón, lo cual aumenta la formación de ácido.

  • “Picar” con frecuencia, lo que permite que se forme ácido más a menudo.

  • Tener los dientes torcidos, que los hace más difíciles de limpiar.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 5/15/2011
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library