Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

La depresión en los adultos mayores

La depresión es una enfermedad que hace que usted se sienta triste y sin esperanza casi todo el tiempo. Es diferente de los sentimientos normales de tristeza, duelo o de falta de energía.

Algunas personas piensan que la depresión es normal con la edad. Pero no lo es. Los adultos mayores pueden ser objeto de grandes cambios en la vida o desafíos que desencadenan la depresión. Cosas tales como la pérdida de un cónyuge, vivir con un problema de salud crónico o dejar una casa en la que ha vivido durante muchos años son más comunes entre los adultos mayores y pueden incrementar el riesgo de sufrir depresión.

Algunos adultos mayores son más propensos a estar deprimidos que otros. Es más probable que la depresión se presente en:

  • Mujeres mayores.

  • Aquellos que no están casados o que han perdido a sus parejas.

  • Aquellos que no tienen amigos o familiares que puedan apoyarlos.

  • Aquellos que han tenido un problema médico, como un ataque al corazón, un accidente cerebrovascular, una fractura de cadera o que tienen dolor crónico.

  • Aquellos que beben demasiado alcohol.

Síntomas frecuentes en adultos mayores

Los síntomas más frecuentes de la depresión, como la tristeza y la falta de interés en la cosas, son los mismos tanto para los adultos mayores como para los más jóvenes. Pero los adultos mayores también pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Sentirse confundidos u olvidadizos.

  • Dejar de ver amigos y hacer cosas.

  • Tener dificultades para dormir.

  • No tener ganas de comer.

Tener un diagnóstico

La depresión a menudo se pasa por alto en los adultos mayores ya que:

  • La gente puede pensar que la tristeza o la depresión forman parte del envejecimiento, por lo que no las toman en serio.

  • Los síntomas de la depresión en los adultos mayores se asemejan a los de otras enfermedades, por lo que pueden no reconocerse. Por ejemplo, un familiar o el proveedor de atención médica pueden creer que olvidarse de las cosas es un síntoma de demencia en vez de depresión. Pero las personas pueden tener ambos trastornos.

  • Los adultos mayores suelen tomar muchos medicamentos y algunos de ellos pueden causar depresión.

  • Es posible que los adultos mayores no busquen ayuda para la depresión porque a veces consideran que es un defecto del carácter o una debilidad. Ellos pueden culparse a sí mismos por el problema o puede que estén demasiado avergonzados como para pedir ayuda. Quizás no admitan que se sienten tristes.

  • El costo de las consultas al proveedor de atención médica y del tratamiento puede impedir que los adultos mayores busquen ayuda para la depresión.

Si su proveedor de atención médica piensa que usted está deprimido, le hará preguntas sobre su salud y sentimientos. Esto se llama una evaluación de salud mental. Su proveedor de atención médica también puede hacer lo siguiente

  • Realizarle un examen físico.

  • Hacerle pruebas o análisis para asegurarse de que su depresión no es consecuencia de otro problema médico, como un accidente cerebrovascular, demencia, hipotiroidismo o anemia por deficiencia de la vitamina B12.

  • Preguntarle sobre el suicidio.

Tratamiento para la depresión

Al igual que en los adultos más jóvenes, la depresión en los adultos mayores se trata con medicamentos, asesoramiento psicológico, terapia o una combinación de estas cosas. Generalmente, el tratamiento funciona y también puede ayudar con otros problemas de salud de los adultos mayores. Los adultos mayores pueden beneficiarse de un tratamiento precoz, continuo y de largo plazo.

Los adultos mayores pueden tener inquietudes especiales al usar medicamentos. Si un adulto mayor no quiere tomar los medicamentos, existen psicoterapias que funcionan bien; como la terapia cognitivo-conductual y la terapia interpersonal. Sin embargo, si el adulto mayor y su médico consideran que un medicamento es una parte importante de su tratamiento, se deberán tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Algunos de los medicamentos utilizados para la depresión pueden no ser buenas opciones, ya que pueden interactuar con medicamentos que toman para otros problemas de salud.

  • Los efectos secundarios de los medicamentos pueden ser más graves en los adultos mayores y se deberán controlar cuidadosamente.

  • Algunos antidepresivos pueden tardar más tiempo en comenzar a actuar en los adultos mayores en comparación con los adultos más jóvenes.

  • Los adultos mayores pueden necesitar medicamentos durante un período de tiempo más prolongado que los adultos más jóvenes.

Muchos adultos mayores no toman todos los medicamentos que necesitan para la depresión. Puede ser necesario que un cuidador o un familiar ayude a la persona a acordarse de tomar los medicamentos.

La depresión a menudo tiene lugar junto con la demencia, que es una pérdida de habilidades mentales que afecta a la vida diaria. Los medicamentos para la depresión pueden ayudar a los adultos mayores con demencia.

Lo que usted puede hacer

Los adultos mayores pueden darse cuenta de cómo están cambiando a medida que envejecen y mantener una actitud saludable. Recuerde que el envejecimiento es una parte natural de la vida. Si cuida su cuerpo y aprende maneras positivas de lidiar con el estrés, puede retrasar o incluso prevenir los problemas que a menudo surgen al envejecer.

Una de las mejores cosas que puede hacer por su salud y para prevenir la depresión es mantenerse activo. Varios estudios sugieren que caminar con otras personas y hacer otras formas de ejercicio reducen los síntomas en los adultos mayores. Puede ayudar a prevenir la depresión y a evitar que vuelva a ocurrir (recaída).

Su salud mental y emocional también son importantes. Manténgase en contacto con amigos, familiares y la comunidad. Estar cerca de otras personas, puede ayudar a que se sienta mejor. Proteja o mejore su memoria y agudeza mental manteniendo su cerebro activo a través del aprendizaje, haciendo crucigramas, o jugando a las cartas o juegos de estrategia.

Mucha gente hace una retrospección de su vida a medida que envejece. Usted puede sentir que ha vivido una buena vida llena de sentido. Por otro lado, es posible que luche contra esto y se pregunte si hizo lo mejor con su vida.

Si no está contento con la forma en que ha vivido su vida, piense en hablar con un amigo, médico o consejero al respecto.

¿Piensa en el suicidio?

Si usted o un ser querido tiene pensamientos sobre la muerte o el suicidio, llame al 911 o a la línea en casos de crisis para veteranos al 800-273-TALK (800-273-8255) y presione 1, o use otros servicios de emergencia. O puede chatear con un consejero capacitado en www.VeteransCrisisLine.net.

Author: StayWell Custom Communications
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library