Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Related Reading

La vacunación antineumocócica

La enfermedad neumocócica es causada por una bacteria. Esta bacteria se llama Streptococcus pneumoniae. Este germen se transmite fácilmente y puede ser más peligroso de lo que usted cree. Hay distintos tipos de enfermedad neumocócica que dependen de la parte del cuerpo que contraiga la infección. Por ejemplo, cuando se infectan los pulmones, surge la neumonía; cuando la infección afecta los tejidos que recubren el cerebro y la médula espinal, ocurre la meningitis. Además, este germen puede causar otitis media (infección del oído medio) y bacteremia o septicemia (infecciones de la sangre).

La vacuna antineumocócica es la mejor forma de reducir la posibilidad de contraer la enfermedad neumocócica. Esta vacuna se administra en forma de inyección, en el consultorio del proveedor de atención médica o un centro de salud. Las farmacias, los centros para la tercera edad y los lugares de trabajo también ofrecen estas vacunas. Si tiene alguna pregunta sobre su vacunación, consulte con su proveedor de atención médica.

Datos sobre la enfermedad neumocócica

  • La vacuna antineumocócica es segura y eficaz, y no le transmitirá la enfermedad.

  • La enfermedad neumocócica se propaga de una persona a otra por el aire, en las pequeñas gotas que se producen cuando alguien que tiene las bacterias tose, estornuda, se ríe o habla.

  • La enfermedad neumocócica tiene el potencial de causar la muerte, especialmente en las personas que pertenecen a grupos de alto riesgo. Todos los años, miles de personas mueren y otras tantas se enferman gravemente por esta enfermedad.

  • Ya que hay muchos tipos (cepas) distintos de esta bacteria, es posible contraer la enfermedad neumocócica más de una vez. Actualmente algunas cepas son resistentes al tratamiento con antibióticos administrados vía oral en forma de píldoras. Necesitan medicamentos intravenosos (que se inyectan en las venas). Por esto, prevenir la enfermedad con la vacuna es la mejor manera para evitar el contagio en primer lugar

Proveedor de atención médica que se prepara para darle una inyección en el brazo superior a una mujer que está sentada en una silla.

Síntomas de la enfermedad neumocócica

Los síntomas varían según la parte del cuerpo que contraiga la infección.

  • Pulmones (neumonía): fiebre, tos, falta de aire, dolor de pecho

  • Revestimiento del cerebro y la médula espinal (meningitis): fiebre, tortícolis (cuello tieso), sensibilidad a la luz, confusión mental, náuseas y vómito, convulsiones

  • Torrente sanguíneo (bacteriemia o septicemia): fiebre, cansancio, dolor abdominal, náuseas y vómito, falta de aire, confusión mental 

  • Oído (otitis): dolor agudo en los oídos, secreción, comezón, dolor o zumbido en los oídos, mareos 

Cómo lo protege la vacuna antineumocócica

Hay muchos tipos de bacterias neumocócicas. Los investigadores médicos han desarrollado dos clases de vacunas que protegen contra los tipos (cepas) que causan la mayoría de las enfermedades neumocócicas: la vacuna antineumocócica conjugada se administra a los niños menores a 5 años de edad; la vacuna antineumocócica polisacárida está indicada para personas de 65 años o mayores. También se administra a personas de 2 años o mayores en grupos de alto riesgo de contraer la enfermedad (como por ejemplo, infección por el virus VIH, estado inmunocomprometido y anemia de células falciformes). Las personas de entre 19 y 24 años de edad que tienen asma o fuman cigarrillos también pueden recibir esta vacuna. Las vacunas se elaboran a partir de bacterias muertas que no causan la enfermedad pero que sí estimulan al cuerpo a producir anticuerpos contra esas cepas de bacterias. De esta forma, si usted se expone a las mismas cepas más adelante, los anticuerpos le ayudarán a combatir esas bacterias.

¿Quién debe aplicarse la vacuna antineumocócica?

  • Personas de 65 años de edad y mayores

  • Bebés de entre 2 y 24 meses de edad

  • Personas con trastornos de salud crónicos (tales como diabetes, enfermedad pulmonar o cardíaca crónicas, enfermedad del hígado) o que tienen un implante coclear

  • Personas que tienen el sistema inmunológico debilitado

  • Personas que viven en hogares de ancianos u otros centros de cuidado a largo plazo

  • Personas que fuman o tienen asma

  • Personas que fueron hospitalizadas recientemente con neumonía

Su proveedor de atención médica puede darle más información sobre la vacuna y si usted debe recibirla.

¿Cuántas dosis (inyecciones) se requieren?

  • Los bebés de entre 2 y 24 meses necesitan una serie de 4 dosis en total, una dosis a cada una de las edades siguientes: 2 meses, 4 meses, 6 meses y en cualquier momento entre los 12 y los 15 meses. Aunque un niño no reciba las vacunas durante este período o se salte alguna dosis, aún debe ser vacunado. Su proveedor de atención médica le dará información sobre cómo completar las vacunas que le faltan a su hijo.

  • Los adultos de 65 años o mayores necesitan una dosis. Quizás se requiera una segunda dosis si la persona recibió la vacuna cuando tenía menos edad. Su proveedor de atención médica le hará saber si usted necesita una segunda dosis.

  • La dosis típica para todas las demás personas es una o dos inyecciones, según las necesidades individuales. Su proveedor de atención médica puede darle mayores detalles al respecto.

¿Quién no puede recibir una vacuna antineumocócica?

  • Bebés menores de 2 meses de edad.

  • Personas alérgicas a cualquiera de los ingredientes de la vacuna. Informe al proveedor de atención médica si usted o su hijo han tenido una reacción fuerte a cualquier vacuna.

  • Toda persona que esté gravemente enferma debe esperar hasta haberse recuperado antes de vacunarse.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 5/15/2011
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library