Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Related Reading

Cirugía de derivación mínimamente invasiva

Si usted tiene una enfermedad de las arterias coronarias, es posible que mejore con una cirugía de bypass (o derivación) de las arterias coronarias. En esta cirugía, se crea una nueva vía alrededor de la parte bloqueada de la arteria. Esto permite que la sangre circule más allá de la parte estrechada o bloqueada de la arteria. Esta nueva vía para que circule la sangre se crea tomando un vaso sanguíneo sano (injerto de derivación) de otra parte del cuerpo. Si usted tiene más de una zona bloqueada, se le hará más de una derivación. En esta cirugía mínimamente invasiva, las incisiones que se hacen suelen ser mucho más pequeñas que las efectuadas en la cirugía de derivación tradicional.

Vista frontal del corazón que muestra tres injertos de derivación en las arterias coronarias.

Acceso al corazón

Para llegar a su corazón, el cirujano le hará una o varias incisiones en el pecho, sobre las costillas o el esternón. Luego le separarán los huesos para obtener acceso al corazón. Según el método que emplee el cirujano, también podrían hacerle unas pequeñas incisiones cerca del cuello y la ingle. Después de la cirugía, le vuelven a unir los huesos y le suturan las incisiones.

Paro del corazón o disminución de su ritmo

A veces, la cirugía de derivación mínimamente invasiva se efectúa sin parar el corazón; solo se disminuye su ritmo mediante unos medicamentos. Luego, se usa un instrumento especial para inmovilizar una parte del corazón mientras se le cose el injerto. Si el cirujano decide que se le debe parar por completo el corazón, la sangre se hace pasar por un aparato de circulación extracorpórea. Esta máquina le da oxígeno a la sangre y la bombea de vuelta al cuerpo. Cuando termina la cirugía, el corazón y los pulmones vuelven a desempeñar sus funciones.

Fijación del injerto

Los injertos que se utilizan en una cirugía de derivación suelen ser de 1 de 3 lugares del cuerpo. Se toman de la pierna, la muñeca o la pared torácica. Primero, el cirujano extrae el vaso para el injerto. Luego, le coserán uno de los extremos del injerto a una abertura efectuada en la arteria coronaria, justo debajo del bloqueo. Si el injerto es una vena safena o arteria radial, el otro extremo se cose a la aorta; si el injerto es una arteria mamaria, el otro extremo ya está unido a una rama de la aorta.

Después de la cirugía

Se despertará en una unidad de cuidados intensivos. Tendrá colocado un respirador. Por lo general, se lo quitan después de la cirugía, o en algunos casos se extrae más tarde, cuando ya puede respirar por su cuenta sin problemas. También tendrá una vía intravenosa en el brazo y otros tubos en el cuello, la muñeca y la vejiga. Tendrá un tubo en el pecho para drenar aire y líquido. La mayoría de las personas pasan entre 4 y 7 noches en el hospital y luego continúan recuperándose en casa. Deberá asegurarse de comer bien, moverse, tener signos vitales estables y controlar el dolor antes de que le den el alta del hospital.

Author: StayWell Custom Communications
Last Annual Review Date: 5/15/2011
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library