Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Related Reading

Toracotomía: recuperación en el hospital

Una toracotomía es una cirugía que se lleva a cabo para abrir la pared torácica. Se puede hacer para tratar un pulmón colapsado o para eliminar un tumor o una masa que está dentro de la pared torácica. Luego de una toracotomía, puede permanecer en el hospital durante una semana o más tiempo. Consulte con su equipo de atención médica cuánto tiempo debe permanecer en el hospital.

Justo después de la cirugía

Se despertará en una unidad de monitoreo especial. Cuando se despierte de la anestesia, podría sentirse atontado, o con sed y frío. Si no le quitaron aún el tubo que le pusieron para respirar durante la cirugía, no podrá hablar. Unos monitores registran el latido del corazón y la cantidad de oxígeno que circula por la sangre.

Los tubos flexibles que le pusieron en el pecho drenarán aire, sangre y líquidos. Una vía intravenosa en el brazo, la mano o el cuello le suministrará líquidos y medicamentos.

Podrían ponerle una sonda en la vejiga para extraerle la orina. Estos tubos por lo general se retiran antes de irse a casa, cuando ya no sean necesarios.

Es posible que permanezca uno o varios días en esta unidad antes de que lo trasladen a su habitación de hospital.

Manejo del dolor

Tan pronto como pueda, un enfermero o fisioterapeuta lo ayudará a moverse. De esta manera ayudará a fortalecer los músculos y la circulación de la sangre. Se le pedirá que se levante y camine. Pueden administrarle analgésicos para prevenir los dolores mientras se mueve. Un enfermero puede darle estos medicamentos o es posible que tenga una bomba especial de analgesia controlada por el paciente. Esta bomba le permite autoadministrarse el analgésico cuando lo necesite. Es posible que le hayan administrado anestesia epidural antes de la cirugía. De ser así, podrían dejársela puesta durante unos días para seguir aliviándole el dolor.

Terapia respiratoria

Un miembro del personal de enfermería o un terapeuta respiratorio le enseñará a hacer los ejercicios de respiración poco después de la cirugía. Estos ejercicios ayudan a mantener los pulmones despejados, a reforzar los músculos que colaboran en la respiración y a evitar complicaciones. También incluyen la espirometría de incentivo, en la que pone la boca alrededor de un dispositivo de plástico e inhala tanto aire como puede. También le enseñarán ejercicios para toser, para respirar hondo y otras técnicas de respiración para que las practique regularmente por su cuenta.

Proveedora de atención médica mostrándole a una mujer que está en cama en el hospital cómo usar un espirómetro de incentivo.

Ejercicios para mejorar la movilidad

Una enfermera o un fisioterapeuta podrían enseñarle ejercicios para ganar movilidad. Estos ejercicios ayudan a reforzar los músculos del lado que le operaron y hacer que sean más flexibles para que pueda seguir moviendo el hombro sin problemas. También podrá enseñarle ejercicios para seguir haciéndolos en casa mientras se recupera.

Regreso a casa

Antes de que le den el alta del hospital, el proveedor de atención médica repasará con usted los resultados de la cirugía. Le dirá lo que puede ocurrir durante su recuperación. Si necesita algún tratamiento adicional, el proveedor de atención médica lo hablará con usted. También repasará la etapa siguiente de su plan de tratamiento y programará las visitas de control. Recibirá una lista de los medicamentos que debe tomar después de la cirugía. Por lo general, estos medicamentos son distintos a los que tomaba antes de la cirugía. Cuando esté listo para ir a casa, pida a un amigo o a un familiar que lo lleve en automóvil.

Author: StayWell Custom Communications
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library