Veteran's Health Library Menu

Health Encyclopedia

Related Reading

Técnicas rápidas y sanas de cocinar

Mujer y niño que preparan brócoli en la cocina.

A continuación encontrará varios consejos para preparar comida de forma rápida y nutritiva. Estas técnicas le ahorrarán tiempo y le ayudarán a disminuir su consumo de grasa.

Freír rápidamente con poco aceite

Si no dispone de un wok, use una sartén de hierro fundido o recubierta de teflón. Si la olla se calienta bien primero, la mayoría de las comidas pueden prepararse con sólo una cucharada de aceite. Compre vegetales ya rebanados para ahorrar tiempo de preparación. Pruebe a freír rápidamente lonchas de carne magra y brócoli ya cortado con un chorrito de salsa de soya y unas cuantas rodajas de jengibre.

Cocinar en horno de microondas

Ya que las microondas cuecen la comida tan rápido, no hay tiempo para destruir casi ningún nutriente. Lea las instrucciones de preparación cuidadosamente, ya que es fácil cocer los alimentos demasiado. Use el microondas para “hornear” papas o calabaza y para recalentar sobras o sopa. Los filetes de pescado pueden cocerse en el microondas en cuestión de minutos: agregue especias y un chorrito de leche, cubra con papel encerado y cueza.

Ollas eléctricas para cocción lenta

Este práctico electrodoméstico permite cocer la comida lentamente a bajas temperaturas. Enciéndalo en la mañana para tener la cena lista al regresar a su casa. Las ollas eléctricas son excelentes para cocinar sopas, guisos y estofados (asegúrese de eliminar la grasa antes de cocer). Los cortes de carne extra magra con menos vetas de grasa se convierten en un manjar tierno y jugoso cuando se cuecen en estas ollas. Cree una diversidad de sabores agregando distintos tipos de tomates enlatados, hierbas y especias.

Hornear, asar a la parrilla o a la plancha

Coloque la comida en una rejilla para hornearla o asarla, para dejar que se drene la grasa durante la cocción. No sólo se trata de un modo más saludable de comer, sino que también produce resultados deliciosos. Ase vegetales junto con la carne; por ejemplo, agregue pimientos, tomates, cebollas y hongos a las brochetas y paquetes envueltos en papel de aluminio.

Cocinar al vapor

Los alimentos pueden cocinarse al vapor ya sea en un horno de microondas o con el fuego de la cocina. De cualquier forma, los nutrientes y el sabor se conservan sin necesidad de agregar grasa. El brócoli o la coliflor ya cortados así como las zanahorias enanas pueden ir directo de su bolsa a la olla de vapor.

Cocinar en olla a presión

Mediante el uso de vapor, las ollas a presión pueden cocer una libra de papas en apenas 4 minutos o un guiso de pollo en menos de media hora. Además, la olla a vapor es capaz de ablandar el más duro corte de carne para convertirlo en un tierno plato principal. No sazone demasiado la comida; ya que las ollas a presión requieren muy poco líquido, los sabores tienden a concentrarse más.

Escalfar

Escalfar la comida implica cubrirla con líquido (como caldo, leche o vino) y hervirla suavemente hasta su punto de cocción. Este método, ideal para el pescado y los huevos, requiere menos líquido que cocinar al vapor o hervir, por lo cual los sabores delicados se diluyen menos.

Author: StayWell Custom Communications
Copyright © The StayWell Company, LLC. except where otherwise noted.
Disclaimer - Opens 'Disclaimer' in Dialog Window | Help | About Veterans Health Library