Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

¿Qué es el cáncer de cuello uterino?

Contorno de una pelvis femenina donde se ven el útero, el cuello uterino y la vagina.

El cáncer se produce cuando las células del cuerpo cambian y crecen de forma descontrolada. Estas células pueden formar bultos denominados tumores. El cáncer que se origina en las células del cuello uterino se denomina cáncer cervical. El cuello uterino es el extremo inferior del útero. Conecta el útero con la vagina.

El cáncer de cuello uterino puede propagarse desde el cuello uterino hacia otras partes del cuerpo. Esto es lo que se conoce como metástasis. Mientras más se extiende un cáncer, más difícil resulta de tratar.

Tipos de cáncer de cuello uterino

Se denomina displasia al crecimiento anormal de las células del cuello uterino. Si bien la displasia no es cáncer, si no se trata puede causar cáncer. Una vez que se produce el cáncer, hay tres tipos posibles:

  • Carcinoma escamocelular. Se origina en las células delgadas y planas de la superficie del cuello uterino. Esta forma de cáncer de cuello uterino es la forma más común.

  • Adenocarcinoma. Se origina en las células de la glándula en el cuello uterino.

  • Carcinoma mixtoo carcinoma adenoescamoso. Es el cáncer presente en ambos tipos de células.

Causas del cáncer de cuello uterino

En la mayoría de las mujeres, el cáncer de cuello uterino es causado por el virus del papiloma humano (VPH). La infección por VPH es muy común y suele desaparecer por su cuenta. Sin embargo, en algunos casos y con el tiempo, el VPH puede causar cáncer de cuello uterino. La infección por VPH está estrechamente relacionada con el cáncer de cuello uterino. Sin embargo, es importante saber que la mayoría de las mujeres con VPH no desarrollan este tipo de cáncer. Incluso aunque usted haya recibido la vacuna contra el VPH, se recomienda continuar con los controles de cáncer de cuello uterino.

Otros factores de riesgo son los siguientes:

  • tabaquismo;

  • otros factores de estilo de vida como la alimentación y el ejercicio;

  • sobrepeso;

  • uso prolongado de anticonceptivos orales en mujeres con VPH;

  • exposición al dietilestilbestrol (DES) en el útero, un estrógeno femenino sintético que se recetaba a las mujeres embarazadas entre los años 1938 y 1971;

  • clamidia o herpes (enfermedades de transmisión sexual);

  • infección por VIH;

  • sistema inmunitario debilitado;

  • varias parejas sexuales;

  • antecedentes de displasia cervical de grado alto o tratamientos previos contra el cáncer de cuello uterino;

  • antecedentes familiares de cáncer de cuello uterino.

Hable con su proveedor de atención médica sobre sus propios riesgos de padecer cáncer de cuello uterino.

Prevención del cáncer de cuello uterino

  • Realícese los análisis de rutina para la detección de cáncer de cuello uterino. Los análisis periódicos de la prueba de Papanicolaou o de VPH pueden ayudar a detectar cambios de las células cervicales antes de que se transformen en cáncer. Tratar estos cambios puede evitar el cáncer. El cáncer de cuello uterino crece lentamente. Por eso, los análisis periódicos también pueden ayudar a detectar temprano el cáncer, cuando es pequeño y fácil de tratar.

  • Vacúnese. La vacuna del VPH puede protegerla contra determinados tipos de infección por VPH. La vacuna funciona mejor si se la aplica antes de tener una infección por VPH. Por esta razón, debe aplicarse antes de que la persona se vuelva sexualmente activa. Se recomienda tanto para varones como para mujeres, desde los 9 hasta los 26 años, aunque puede aplicarse hasta los 45 años. Es una vacuna preventiva, por lo que su aplicación antes de la exposición al VPH es más efectiva. Sin embargo, puede beneficiar a personas que ya han tenido una infección por VPH. Ninguna vacuna ofrece una protección completa contra todos los tipos de VPH que causan cáncer. De todas maneras, es importante realizarse los análisis periódicos de VPH y Papanicolaou.

  • No fume. Fumar está relacionado con el cáncer y precáncer de cuello uterino. Las mujeres que fuman tienen el doble de probabilidades que una mujer no fumadora de contraer cáncer de cuello uterino. El humo del tabaco contiene muchas sustancias químicas que causan cáncer y que son transportadas a todo el cuerpo por la sangre. Estas sustancias químicas se han encontrado en el moco del cuello uterino de las mujeres que fuman.

  • Use condones. Los condones deben utilizarse correctamente y cada vez que mantenga relaciones sexuales. Sin embargo, los condones no ofrecen una protección total contra la infección por VPH. Esto se debe a que el VPH puede transmitirse por el contacto directo con cualquier parte infectada del cuerpo. Esto incluye la piel de la zona genital que no puede cubrirse con un condón. Los condones pueden proporcionar algo de protección y prevenir otras enfermedades de transmisión sexual.

Consulte con su proveedor de atención médica sobre cuál es el mejor plan de detección de cáncer de cuello uterino para usted. También consulte acerca de la prevención del cáncer de cuello uterino.

Síntomas del cáncer de cuello uterino

Durante las etapas iniciales del cáncer de cuello uterino, la mayoría de las mujeres no presentarán ningún síntoma. A medida que crece el tumor o se propaga el cáncer, los síntomas más frecuentes son los siguientes:

  • sangrado vaginal anormal;

  • secreción vaginal;

  • dolor durante el sexo o sangrado posterior.

Estos síntomas son comunes a otras afecciones, incluidas las infecciones. Visite a su proveedor de atención médica si presenta cualquiera de estos síntomas. Consulte la frecuencia con la que debe realizarse la prueba de cáncer de cuello uterino.

Tratamiento del cáncer de cuello uterino

Usted y su proveedor de atención médica elaborarán el plan de tratamiento más adecuado para su caso. Las opciones de tratamiento pueden incluir las siguientes:

  • Cirugía. Puede extirparse la parte del cuello uterino que tiene cáncer. O puede extirparse todo el cuello uterino y el útero (histerectomía total).

  • Radioterapia. Se usan rayos de energía dirigidos para eliminar las células cancerosas.

  • Quimioterapia. Se usan medicamentos fuertes destinados a eliminar las células cancerosas. Puede usarse junto con la radioterapia.

  • Terapia específica. Emplea medicamentos distintos a los típicos de quimioterapia que están diseñados para atacar y matar las células cancerosas y limitar el daño a las células sanas.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo