Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Cómo manejar la diabetes tipo 1

La diabetes es una afección que dura toda la vida (crónica). Controlar su diabetes implica hacer algunos cambios que pueden ser difíciles. Su proveedor de atención médica, enfermero, educador en cuestiones de diabetes y otras personas pueden ayudarlo.

Controlar la diabetes tipo 1 implica equilibrar el uso de insulina con la dieta y la actividad. Tendrá que revisar su nivel de azúcar en la sangre. Y a veces tendrá que revisar su nivel de cetonas. También tendrá que colaborar con su proveedor para prevenir complicaciones.

Inyéctese la insulina

Deberá inyectarse insulina. O es posible que tenga una bomba de insulina. La insulina envía el azúcar en la sangre hacia el interior de las células.

La insulina viene en diferentes tipos, que varían según la rapidez con la cual comienza a funcionar y el tiempo que dura el efecto. También hay insulina que es una combinación de más de un tipo de insulina. Su proveedor de atención médica, enfermero, o educador en cuestiones de diabetes puede enseñarle cómo inyectarse.

Asegúrese de usar la insulina como le indique su proveedor. El profesional puede cambiarle el tipo, el horario o la dosis, si su nivel de azúcar en la sangre no está bien controlado.

Además, asegúrese de que la insulina esté almacenada correctamente y que no haya pasado la fecha de vencimiento.

Aliméntese de forma saludable

Una dieta saludable y bien planificada le ayuda a controlar la cantidad de azúcar en la sangre. También lo ayuda a mantener un peso saludable.

Su proveedor de atención médica, enfermero, un nutricionista o un educador en cuestiones de diabetes pueden ayudarlo a crear un plan adecuado para usted. No tiene que dejar todas las comidas que le gusten. Para ayudar a controlar el nivel de azúcar en la sangre, incorpore lo siguiente a sus comidas y bocadillos:

  • Verduras

  • Frutas

  • Carnes magras u otras proteínas saludables

  • Granos integrales

  • Productos lácteos sin grasa o con bajo contenido de grasa

 

Haga actividad física

Mantenerse activo lo ayudará a que su cuerpo utilice la insulina para convertir los alimentos en energía.

Pídale a su proveedor de atención médica que lo ayude a crear un programa de actividad que sea adecuado para usted. Su programa de actividad estará basado en su edad, estado general de salud y el tipo de actividades que usted disfruta. Empiece poco a poco. Pero trate de hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio o actividad la mayoría de los días. No es necesario hacer los 30 minutos de una sola vez. Ejercitarse por períodos de 10 minutos durante el día está bien.

Revise su nivel de azúcar en la sangre

Su proveedor de atención médica le dará instrucciones sobre cómo revisar en casa su nivel de azúcar en la sangre. Hacer esto le indicará si su nivel de azúcar en la sangre está dentro de los límites ideales. Mantener su nivel de azúcar en la sangre dentro de estos límites significa que usted está controlando bien su diabetes.

Su proveedor le dirá qué limite es muy alto y muy bajo para usted. Llame a su proveedor si su nivel de azúcar en la sangre está fuera de los límites. Debe reconocer los síntomas del nivel bajo de azúcar en la sangre (como sudoración, temblores o confusión) y responder ante ellos con rapidez.

Su proveedor también puede pedirle que se mida el nivel de azúcar en la sangre con mayor frecuencia cuando esté enfermo; por ejemplo, cuando tiene un resfriado o gripe.

Si sus niveles de azúcar en la sangre son muy altos o muy bajos, su proveedor puede sugerirle cambios en su dieta o actividad. También es probable que le ajusten los medicamentos.

Examine si hay cetonas

Algunas veces, deberá revisar si hay cetonas en la orina. Las cetonas son sustancias químicas que se producen cuando se quema grasa, en lugar de glucosa, para obtener energía. Cuando esto ocurre, se llama cetosis. Para revisar las cetonas, siga las instrucciones que vienen con las tiras y las que le dé su proveedor de atención médica, enfermero o educador en cuestiones de diabetes. Si hay cetonas, siempre llame de inmediato a su proveedor. Algunas personas también usan medidores de glucosa (glucómetros) para revisar si hay cetosis en la sangre. Pídale más información a su proveedor, enfermero o educador en cuestiones de diabetes.

Cuídese

Si tiene diabetes, hay más probabilidades de presentar otros problemas de salud; por ejemplo, problemas en los pies, los ojos, el corazón, los nervios y los riñones. Si controla los niveles de azúcar en la sangre y se cuida adecuadamente, puede prevenir estos problemas. Su proveedor de atención médica, enfermero, educador en cuestiones de diabetes y otras personas pueden ayudarlo.

  • Chequeos. Hágase chequeos regulares con su proveedor. En estas visitas, le harán un examen físico que incluye un examen de los pies. Su proveedor también le medirá la presión arterial y el peso.

  • Otros exámenes. También realícese exámenes completos de dientes, pies y ojos por lo menos una vez al año. Quítese siempre los zapatos en cada visita de modo que su proveedor le controle los pies.

  • Análisis de laboratorio. Le harán análisis de sangre y de orina. 

    • Por lo menos 2 veces al año, su proveedor revisará la hemoglobina A1C. Este análisis de sangre muestra si se han estado controlando los niveles de azúcar en la sangre durante los últimos 2 a 3 meses. Estos resultados ayudarán a su proveedor a controlar su diabetes.

    • También le harán otros análisis de laboratorio. Estas pueden detectar si hay problemas renales o niveles anormales de colesterol.

  • Tabaquismo. Si fuma, debe dejar de hacerlo. Fumar aumenta la probabilidad de que presente complicaciones de la diabetes. Consulte con su proveedor sobre maneras de dejar el hábito. No use cigarrillos electrónicos ni productos de vapeo.

  • Vacunas. Aplíquese la vacuna antigripal todos los años. Pregúntele a su proveedor acerca de las vacunas para prevenir la neumonía, la hepatitis B y la culebrilla.

Estrés y depresión

La mayoría de las personas pasan por momentos difíciles a lo largo de sus vidas. Vivir con diabetes, u otra enfermedad grave, puede aumentar su estrés. Puede provocarle una serie de emociones. De hecho, con la diabetes, sentirse estresado o deprimido puede afectar su nivel de azúcar en la sangre.

Si está teniendo problemas para lidiar con la diabetes, dígaselo a su proveedor de atención médica. Puede ayudarlo o derivarlo a otro tipo de proveedores de atención médica o a otros programas.

Más información

Sepa dónde puede obtener ayuda. Puede probar lo siguiente:

  • Apoyo. Pídales a sus familiares y amigos que apoyen sus iniciativas para cuidarse usted mismo. O busque un grupo de apoyo para la diabetes en su ciudad o en Internet. (Consulte “Connect with Others” en www.diabetes.org.)

  • Asesoramiento o terapia. Hable con un trabajador social, psicólogo, psiquiatra u otro terapeuta.

  • Información. Contacte a la Asociación Estadounidense de Diabetes (American Diabetes Association) al 800-342-2383 o en www.diabetes.org.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo