Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Riñones saludables

Contorno de un torso humano con vista frontal de las vías urinarias. Pueden verse los dos riñones en el abdomen superior. Cada riñón se conecta, mediante un uréter, con la vejiga, que está en la pelvis. Corte transversal de un riñón para mostrar su interior. La uretra va desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo. Primer plano de vasos sanguíneos en una unidad de filtrado de los riñones. El tubo que sale de la unidad de filtrado controla el equilibrio del líquido y las sustancias químicas.

Los riñones saludables limpian la sangre. Dos riñones normales pueden filtrar los residuos y el exceso de líquidos de cientos de litros de sangre por día. De esta manera, mantienen el equilibrio químico que el cuerpo necesita para permanecer saludable y con vida. Los riñones también realizan muchas otras funciones vitales, como controlar la presión arterial, mantener la salud de los huesos y enviar señales a la médula ósea para que produzca glóbulos rojos. Los riñones tienen forma de frijol del tamaño aproximado de un puño y se ubican justo por debajo de las costillas (caja torácica) cerca de la línea media de la espalda, uno a cada lado del cuerpo. 

Cuando los riñones no funcionan correctamente

Si ambos riñones fallan, esto se conoce como enfermedad renal crónica. Los desechos generados durante las funciones celulares normales se acumulan en la sangre (uremia). Con el tiempo, esto puede afectar su salud. Algunas personas nacen con un único riñón o donan uno durante su vida. Los seres humanos pueden vivir normalmente con solo un riñón saludable o incluso con una parte de un solo riñón. Algunas de las afecciones que causan daño renal incluyen las siguientes:

  • diabetes;

  • presión arterial alta;

  • tabaquismo;

  • lesiones;

  • enfermedades del sistema inmunitario;

  • afecciones hereditarias;

  • determinados medicamentos.

Eliminación de los residuos

Los riñones son parte de un sistema que elimina desechos del cuerpo. Para que ese sistema funcione, los riñones y las vías urinarias deben hacer su trabajo correctamente. Un riñón no es solo un gran filtro. Cada riñón está compuesto por aproximadamente un millón de unidades de filtrado llamadas nefronas. A su vez, cada nefrona filtra una cantidad pequeña de sangre mediante un filtro llamado glomérulo. Las nefronas también tienen un túbulo. La función de la nefrona consiste en dos pasos: el glomérulo filtra la sangre y, luego, el túbulo devuelve las sustancias necesarias a la sangre y elimina los desechos.

Los vasos sanguíneos transportan la sangre

Dentro de los riñones hay vasos sanguíneos diminutos que llevan la sangre hasta las unidades de filtrado (nefronas). Dichos vasos también se contraen o se expanden para controlar la presión dentro de los riñones, lo que permite mantener un suministro constante de sangre hacia las nefronas.

Los filtros limpian la sangre

La sangre se depura al pasar por las nefronas. Los residuos y el líquido sobrante se eliminan del cuerpo a través de la orina. Las cantidades adecuadas de líquido limpio y de sustancias químicas esenciales (sales y enzimas) vuelven a la sangre.

Las vías urinarias eliminan los residuos

Dos tubos llamados uréteres conectan los riñones con la vejiga (en donde se acumula la orina). Cuando la vejiga está llena, la orina sale del cuerpo por un tubo (uretra) con la micción. Los riñones, los uréteres y la vejiga componen las vías urinarias.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo