Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Los ronquidos y la apnea del sueño

Si ha tenido alguna vez la nariz congestionada, usted conoce bien la sensación de tratar de respirar a través de vías respiratorias estrechadas u obstruidas. Esto es lo que le ocurre a su garganta cuando ronca. Mientras duerme, las estructuras de su garganta estrechan el conducto y obstruyen parcialmente el paso del aire, dificultando la respiración. Si el conducto se bloquea completamente e impide la respiración, el trastorno se conoce como apnea del sueño.

Los ronquidos

Corte transversal visto de lado de cabeza y cuello. Unas flechas muestran cómo entra el aire por la nariz y la boca. La lengua y el paladar blando en el fondo de la garganta bloquean parcialmente el aire y éste no puede entrar en los pulmones. Una flecha ondulada que entra en la tráquea representa ronquidos.

Si las estructuras de la garganta son demasiado grandes o los músculos se relajan demasiado durante el sueño, el paso del aire puede bloquearse parcialmente. Cuando el aire de la nariz o de la boca pasa al lado de la zona bloqueada, las estructuras de la garganta vibran una contra otra y causan el sonido familiar de los ronquidos. Este sonido puede ser tan fuerte que a veces la persona que ronca despierta a los demás o incluso se despierta a sí misma durante la noche. Cuanto más se bloquean las vías aéreas, más fuertes son los ronquidos.

Apnea del sueño

Corte transversal visto de lado de cabeza y cuello. Unas flechas muestran cómo entra el aire por la nariz y la boca. La lengua y el paladar blando en el fondo de la garganta bloquean el aire y éste no puede entrar en los pulmones.

Si las estructuras de la garganta se bloquean completamente, el aire no puede llegar a los pulmones. Este trastorno se llama apnea (que significa “ausencia de respiración”). Como los pulmones no reciben suficiente aire, el cerebro ordena al cuerpo que despierte justo lo suficiente para contraer los músculos y desbloquear la obstrucción. De esta forma, la respiración comienza de nuevo, con un gran jadeo. Este proceso puede repetirse una y otra vez durante la noche, con lo que el sueño resulta muy fragmentado y ligero. Aunque tal vez usted no recuerde haberse despertado tantas veces durante la noche, se sentirá cansado todo el día. La falta de sueño y de aire fresco también pueden causar demasiado esfuerzo a los pulmones, el corazón y otros órganos, lo cual puede causar problemas como alta presión arterial, ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

Problemas de la nariz y de la mandíbula

Corte transversal visto de frente de las estructuras de la nariz. El tabique del medio está desviado a un lado. Los cornetes nasales están hinchados.
Es posible que el aire no pueda circular libremente cuando el tabique nasal está desviado o los cornetes están hinchados.

Ciertos problemas en la estructura de la nariz pueden obstruir la respiración. Un tabique nasal torcido (desviado) o unos cornetes hinchados (crestas óseas arqueadas cubiertas por una membrana delgada) pueden empeorar los ronquidos o producir apnea. Al mismo tiempo, una mandíbula hundida puede hacer que la lengua retroceda demasiado, con lo que es más probable que obstruya la vía aérea mientras duerme.

Última revisión: 5/15/2011
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo