Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

¿Qué es la preeclampsia?

La preeclampsia es un trastorno que puede ocurrir durante el embarazo. Puede provocar riesgos de salud para usted y para su bebé. La causa de la preeclampsia es desconocida, pero generalmente desaparece poco después de dar a luz.

Signos y síntomas

Un signo común de preeclampsia es la alta presión arterial. Entre otros signos y síntomas se encuentran los siguientes:

  • Edema (hinchazón) en su cara

  • Aumento rápido de peso (aproximadamente una libra o medio kg o más en un día)

  • Proteína en su orina

  • Dolor de cabeza

  • Dolor abdominal en su lado derecho

  • Problemas de visión (destellos o manchas)

Proveedor de atención médica que le toma la presión arterial a una mujer embarazada.
Le medirán regularmente la presión arterial durante el embarazo para comprobar si tiene preeclampsia.

Pruebas que podría necesitar

Su proveedor de atención médica deberá comprobar su presión arterial durante todo el embarazo. Si su presión sube demasiado, es posible que le hagan las siguientes pruebas:

  • Pruebas de orina para comprobar si contiene proteínas

  • Análisis de sangre para confirmar la preeclampsia

  • Monitorización fetal (vigilancia del bebé) para asegurar que su hijo está bien de salud

Tratamiento de la preeclampsia

La preeclampsia casi siempre desaparece poco después de que usted da a luz. La única cura es el parto. Hasta ese momento, su proveedor de atención médica podrá ayudarle a controlar su estado. Si sus síntomas son moderados, es posible que sea suficiente con que descanse en cama en su casa. Si sus síntomas son graves, tendrá que ser hospitalizada. El tratamiento en el hospital incluye lo siguiente:

  • Reposo total en la cama para ayudar a controlar la presión sanguínea

  • Administración de magnesio por vía intravenosa (IV) durante el trabajo de parto para prevenir las convulsiones

  • Parto inducido o mediante cesárea para ayudarle a dar a luz a su bebé más rápidamente

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica si la hinchazón de la cara, el aumento de peso u otros síntomas se presentan de forma muy rápida o grave. Algunos casos de preeclampsia son más graves que otros. Sus signos y síntomas también pueden cambiar o empeorar a medida que se aproxima la fecha del parto.

¿Quiénes están en riesgo?

La preeclampsia puede ocurrir en cualquier mujer embarazada, pero si la ha tenido antes, el riesgo es mayor. El riesgo de preeclampsia también es más alto si ya tenía presión arterial alta antes de quedar embarazada. Las mujeres de origen afroamericano, las adolescentes, las mujeres de más de 40 años y las embarazadas de dos o más bebés también tienen mayor riesgo de preeclampsia.

Peligros de la preeclampsia

Si se deja sin tratamiento, la preeclampsia puede causar problemas graves para usted y para su bebé. La placenta (el órgano a través del cual se alimenta el bebé) puede separarse de la pared uterina, lo cual puede provocar estrés fetal (el bebé tiene mayor riesgo de problemas de salud). O bien es posible que su bebé nazca prematuro o con peso demasiado bajo. La preeclampsia también puede causar los siguientes problemas de salud:

  • Trastornos renales o daños a otros órganos

  • Convulsiones

  • Ataque cerebral

  • Muerte

Después del parto

En la mayoría de los casos, la preeclampsia desaparece por sí sola poco después del parto. A los pocos días, su presión arterial debería regresar a la normalidad. Pronto desaparecerán también los otros signos y síntomas de preeclampsia.

Última revisión: 5/15/2011
© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo