Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Biblioteca de la salud

Navegación con la A a la Z Guía de la Biblioteca salud Vuelve a la biblioteca de Salud de Veteranos Inicio

Lesión o enfermedad de la médula espinal: Su período de transición al regresar a casa

Dejar el hospital para regresar a casa después de su lesión requiere mucha planificación. Usted colaborará con su familia, sus cuidadores y su equipo de atención para la lesión o enfermedad de la médula espinal. Este documento ofrece un resumen general de las cosas que usted debe considerar antes y después de su regreso a casa. Asegúrese de participar activamente en las decisiones durante este período. Es importante que usted participe activamente en la planificación cuidadosa de su regreso a casa para que se produzca sin problemas.

Planificación de su regreso a casa

Su equipo de atención médica para la lesión o enfermedad de la médula espinal le ayudará a elaborar su plan de alta del hospital. El objetivo es ayudarle a planificar una situación que le dé al mismo tiempo apoyo e independencia. Considere detenidamente cuáles son sus necesidades y sus opciones. Deberá tomar ciertas decisiones sobre cómo adaptar su casa, cambiar sus tareas cotidianas y mantenerse activo. Sus familiares y cuidadores serán invitados a las reuniones de planificación, si usted da su permiso para ello. Usted colaborará con su equipo de atención médica para la lesión o enfermedad de la médula espinal para llevar a cabo el plan establecido.

Cosas en las que debe pensar

Cuando planifique su regreso a casa, considere lo siguiente:

  • Modificaciones y equipos. Piense en las modificaciones que podría hacer para facilitar el acceso a los distintos espacios de su casa, como por ejemplo la instalación de rampas de acceso u otros cambios. Es posible que necesite equipos de adaptación, como una cama de hospital u otros aparatos para aumentar su independencia y prevenir las lesiones. Su equipo de atención médica para la lesión o enfermedad de la médula espinal le ayudará a adquirir los equipos que necesite.

  • Cuidadores. Es posible que necesite un cuidador para ayudar con ciertas tareas. El cuidador puede ser un familiar, un amigo, o alguien de la comunidad, y podría cobrar o no por hacer su trabajo.

  • Sus necesidades de salud. Piense cuál será la mejor manera de atender sus necesidades de salud en su casa. ¿Cómo realizará sus tareas de autocuidado en casa? ¿Cómo llevará cuenta de los medicamentos que debe tomar? ¿Cómo planificará las comidas para asegurarse de obtener la nutrición adecuada? ¿Cómo se trasladará sin peligro de una superficie a otra y cómo realizará sus actividades diarias? Considere bien la mejor manera de llevar a cabo todas estas tareas y otras necesidades de salud en su casa.

  • Sus finanzas. La interrupción de su trabajo y la posible pérdida de autosuficiencia económica son algunos de los problemas principales después de una lesión o enfermedad de la médula espinal. Hable con su trabajador social para averiguar si hay recursos disponibles para ayudarle a pagar lo que usted necesita y volver a ser económicamente independiente. ¿Qué gastos puede pagar de su bolsillo y qué gastos requerirán ayuda financiera? ¿Cómo pueden usted y su familia comprar alimentos y pagar el alquiler? ¿Cómo puede desarrollar planes económicos a corto y a largo plazo?

  • Medios de transporte. Después de una lesión o enfermedad de la médula espinal, muchas personas son capaces de manejar de nuevo y otras necesitarán equipos de adaptación en el auto y capacitación adicional. Si usted puede manejar, ¿ha hecho ya las adaptaciones necesarias en su auto? Si no puede manejar, ¿hay transporte público accesible en su vecindario o en su ciudad? Es posible que haya servicios locales de paratránsito (transporte flexible) capaces de satisfacer sus necesidades. Podría decidir manejar usted mismo un vehículo adaptado o bien ponerse de acuerdo con un amigo, familiar o cuidador para que le sirva de conductor. Hable con el especialista en recreación terapéutica de su equipo de atención médica para la LME a fin de obtener información sobre cómo desplazarse por su comunidad después de una lesión o enfermedad de la médula espinal.

  • Mantenerse activo. Piense cómo le gustaría emplear su tiempo después de regresar a casa. La vida es algo más que tareas de autocuidado. Es importante que se mantenga activo y tenga objetivos en cosas que le interesen. ¿Le gustaría adquirir capacitación para algún tipo de trabajo? ¿Existen grupos locales en los que quisiera participar, o algún pasatiempo que le gustaría probar? ¿Qué tipo de actividades recreativas le gustaría hacer? ¿Qué tipo de vida social quiere tener? Hable con su equipo de atención médica para la LME acerca de las cosas que le interesan. Ellos podrán ayudarle a encontrar los recursos necesarios y a alcanzar sus objetivos de una vida social activa.

Acomodaciones alternativas

Es posible que durante algún tiempo necesite más ayuda de la que pueda obtener en su casa. Tal vez le convenga ir primero a un lugar provisto de cuidadores. Existen muchos tipos de centros que pueden resultar adecuados a sus necesidades, desde instalaciones con personal médico presente las 24 horas del día, hasta aquellas que ofrecen asistencia de forma ocasional. Los hogares de ancianos y los centros residenciales comunitarios de la VA (Community Living Center o CLC) tienen enfermeros presentes en todo momento para hacerse cargo de los problemas médicos que puedan surgir. Los centros de residencia asistida ofrecen ayuda en muchos aspectos de la vida diaria, como la limpieza de la casa, comidas, mandados y cuidado personal. Hay también residencias autorizadas que ofrecen servicios en un entorno de casa familiar. Consulte con su equipo de atención médica para la LME a fin de determinar qué tipo de situación o entorno será más adecuado a sus necesidades.

Apoyo después de su regreso a casa

Después de su regreso a casa, podrá seguir recibiendo ayuda de su equipo de atención médica para la LME. Hay además muchas personas y organizaciones en su comunidad dispuestas a ayudarle. Hable con sus familiares y amigos acerca de lo que pueden hacer para ayudarle. Busque grupos de apoyo por internet o en su comunidad. Las personas que han tenido una experiencia similar suelen ser una buena fuente de ayuda. También podrá obtener apoyo entre el personal de agencias locales o con un asesor. Hable con su equipo de atención médica para la LME en cualquier momento si necesita ayuda para encontrar más apoyo.

Última revisión: 5/21/2012
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo