Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Biblioteca de la salud

Navegación con la A a la Z Guía de la Biblioteca salud Vuelve a la biblioteca de Salud de Veteranos Inicio

Cuál es la diferencia entre delirio y demencia

Tanto la demencia como el delirio son afecciones médicas que alteran la capacidad que tiene una persona de pensar con claridad y cuidar de sí misma. Ambas afecciones comparten algunos síntomas similares, pero sus causas, su tratamiento y sus resultados son diferentes.

El delirio se considera una emergencia médica que debe tratarse de inmediato, aunque a menudo se confunde con la demencia. En algunos casos, puede que se den ambos al mismo tiempo. Sepa en qué se diferencian y qué puede hacer para ayudar a una persona que tiene signos de una de estas afecciones o de ambas.

¿Qué es el delirio?

  • El delirio es un cambio repentino en el estado mental de una persona que fluctúa a lo largo de períodos de tiempo cortos. Se caracteriza por la dificultad para mantener la atención o para seguir una conversación. El pensamiento y el habla de la persona pueden ser incoherentes, ilógicos, poco claros e impredecibles.

  • El estado mental de la persona puede variar desde estar agitado y atento hasta aletargado y adormecido.

  • El delirio es una emergencia médica. Por lo general, suele haber una causa subyacente.

  • Para tratar el delirio, es necesario encontrar su causa. Una vez tratada la causa, el delirio puede desaparecer.

¿Qué es la demencia?

La demencia presenta una variedad de síntomas que indican que el cerebro de la persona está dejando de funcionar correctamente. Cuando hay demencia, la capacidad de una persona para pensar, recordar y comunicarse con los demás empeora con el tiempo. Estos cambios son permanentes. El proceso se desarrolla a lo largo de varios años y puede avanzar lenta o rápidamente según la causa subyacente.

En un principio, es posible que la persona se muestre olvidadiza o confundida. Los síntomas pueden ser leves, como problemas para llevar las cuentas o para recordar compromisos. Pero a medida que la afección empeora, hará las mismas preguntas una y otra vez. Es posible que olvide información básica. Con el tiempo, tendrá problemas para seguir indicaciones y para hacer las tareas cotidianas. La persona tendrá problemas para conversar con los demás y para entender lo que los demás dicen. En algún momento, la persona con demencia puede llegar a olvidar quiénes son las otras personas y no saber dónde se encuentra. También es posible que tenga cambios de humor o se vuelva inquieta.

A veces, la demencia puede ocurrir de manera repentina. Por ejemplo, un derrame cerebral o una lesión en la cabeza pueden provocar dificultades permanentes para pensar y comunicarse. En dichos casos, las personas pueden mostrar algunas mejorías durante la fase temprana y, de esta forma, tal vez la demencia no empeore con el tiempo.

Cómo reconocer la diferencia

 

Demencia

Delirio

Signos comunes

Los signos incluyen olvido y confusión. La persona tendrá problemas para conversar con los demás y para entender lo que los demás dicen. Esto ocurre por períodos largos.

Los signos incluyen cambios repentinos en el estado mental. Los cambios pueden ir desde la agitación hasta el cansancio.

Cuándo aparecen los signos

Hay un cambio lento en el estado mental y el comportamiento a lo largo de meses o años.

Hay un cambio repentino en el estado mental y el comportamiento en solo horas o días.

Pensamiento y atención

La persona suele verse confundida. Con el tiempo, su pensamiento no será sensato ni lógico. A medida que la enfermedad empeora, no podrá concentrarse bien. Con frecuencia, no podrá conversar con otros ni entender claramente lo que dicen. En algunos casos, puede que vea u oiga cosas que los demás no (alucinaciones). No será capaz de recordar algo que acaba de suceder y olvidará las cosas que sucedieron. Puede que no recuerde quién es quién o que no sepa dónde está. Quizás no reconozca objetos comunes.

Es posible que se muestre confundida y desorientada. Puede que tenga problemas para concentrarse y para conversar con otras personas. Es probable que no pueda comentarle sus síntomas al proveedor de atención médica. Puede que vea u oiga cosas que los demás no (alucinaciones). Es posible que no pueda recordar algo que acaba de pasar.

Cómo se diagnostica

Una persona con signos de demencia o delirio deberá contar con un diagnóstico correcto. En algunos casos, usted puede ayudar. Puede decirle al proveedor de atención médica en qué se diferencia el estado mental de la persona ahora respecto de su estado mental habitual. Esto puede ayudar al proveedor de atención médica a diagnosticar el problema.

Los proveedores de atención médica observan diferentes aspectos de la salud de una persona. Consideran los medicamentos que la persona está tomando. Comprobarán si la persona tiene una infección, o si ha tenido una enfermedad que haya empeorado. Quizás hablen con la persona para conocer más sobre su estado mental. Y puede que le hagan análisis para buscar la causa del delirio.

Cuándo obtener ayuda médica

Una persona con demencia también puede tener signos de delirio. Esto puede mostrar que existe otro problema.

Si alguien (con demencia o sin ella) presenta cambios repentinos en su estado mental, llame a su proveedor de atención médica de inmediato. O llame al 911. Explique al proveedor de atención médica los signos de delirio que notó en la persona.

Última revisión: 6/30/2013
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Help improve the VHL. Share your opinions! Click here for brief survey

VHL Web Tour Video - Opens in a pop up window

Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo