Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Biblioteca de la salud

Navegación con la A a la Z Guía de la Biblioteca salud Vuelve a la biblioteca de Salud de Veteranos Inicio

Cirugía de derivación de las arterias coronarias (bypass)

Las arterias coronarias son los vasos que transportan sangre hacia el músculo cardíaco. Si una o varias de estas arterias están obstruidas, la sangre no puede circular hasta el músculo cardíaco. En este caso, parte del músculo cardíaco puede morir (ataque cardíaco). O quizás podría quedar debilitado y dañado, y causar dolor de pecho (angina de pecho). Pueden surgir problemas tales como falta de aliento, cansancio físico creciente, hinchazón de las piernas o sensación de agotamiento. En la cirugía de derivación de las arterias coronarias, se crea una nueva trayectoria para que la sangre fluya alrededor de una obstrucción. Esto ayuda a reducir el riesgo de que su corazón tenga problemas adicionales debido a un flujo sanguíneo insuficiente. También puede reducir los síntomas de angina o falta de aire. 

Vista delantera del corazón con tres injertos de derivación (bypass).

Preparativos para la cirugía

Prepárese para el procedimiento tal como le hayan indicado. Además, haga lo siguiente:

  • Avise a su proveedor de atención médica acerca de todos los medicamentos que usa. Esto incluye los medicamentos de venta libre. También incluye las hierbas medicinales y otros suplementos, además de cualquier droga recreativa. Quizás tenga que dejar de usar algunos o todos estos medicamentos antes de la cirugía. El equipo de atención médica le dirá qué debe tomar y qué dejar. Preste atención a los medicamentos que debe tomar el día de la cirugía y los que debe dejar antes de la cirugía. Si tiene que dejar un medicamento, asegúrese de saber cuándo debe hacerlo.

  • Si fuma o usa tabaco sin humo, cigarrillos electrónicos o dispositivos de vapeo, deje de hacerlo antes de la cirugía.

  • Siga todas las instrucciones que le den sobre no comer ni beber antes de la cirugía. A muchas personas les dicen que no coman ni beban nada después de la medianoche el día antes del procedimiento.

Máquina de circulación extracorpórea

La cirugía de derivación de las arterias coronarias se puede realizar con el corazón detenido (con circulación extracorpórea) o latiendo. Su equipo quirúrgico puede darle más información sobre el tipo de cirugía que le harán.

  • Cirugía con circulación extracorpórea: Un aparato desempeña las funciones del corazón y los pulmones durante la cirugía. La sangre circula a través de la máquina de circulación extracorpórea. Esta máquina suministra oxígeno a la sangre y la bombea de regreso al cuerpo. En estos casos, puede detenerse el corazón temporalmente antes de fijar el injerto. Una vez terminada la cirugía de bypass, el corazón y los pulmones retoman sus funciones normales.

  • Cirugía sin bomba. No se usa la máquina de corazón-pulmón ni se detiene el corazón. A veces, este tipo de procedimiento se denomina procedimiento que mantiene el "corazón latiendo”.

Cada método tiene riesgos y beneficios. Si usted tiene alguna pregunta acerca de por qué su médico utiliza un método en lugar del otro, no dude en plantearla.

Preparación del injerto de derivación

En primer lugar se extrae un vaso sanguíneo sano (injerto) de otra parte del cuerpo. La obtención de este injerto no suele afectar el flujo sanguíneo en esa parte del cuerpo. Con frecuencia, hay más de una obstrucción en la arteria coronaria. Si usted tiene más de una obstrucción, quizás necesite más de un injerto. Es posible que le hagan ecografías especiales antes de la cirugía para ver cuáles pueden ser los posibles injertos. Para el injerto se usan uno o varios de los siguientes vasos sanguíneos:

  • La vena safena, que está en la pierna.

  • La arteria radial, que está en la muñeca.

  • Las arterias torácicas internas (mamarias), que están en la pared torácica. Hay 2 arterias torácicas internas, una a cada lado del pecho. Con frecuencia se utiliza la arteria izquierda, pero a veces se utilizan ambas.

Acceso al corazón

Mientras uno de los integrantes del equipo quirúrgico obtiene los injertos, otro trabaja para acceder a su corazón. El médico realiza una incisión en el tórax. Luego, abre el esternón por la mitad y lo separa. El esternón se mantiene abierto durante toda la cirugía. De esta manera, se aplica presión en los nervios del tórax. Por este motivo, quizás tenga dolores y espasmos musculares en el tórax, los hombros y la espalda después de la cirugía.

Fijación del injerto

Se efectúa una pequeña abertura en la arteria coronaria, luego de la obstrucción.

Si se utiliza una vena safena o arteria radial, uno de los extremos del injerto se sutura a esta abertura. El otro extremo se sutura como siempre a la aorta. No se eliminan la arteria enferma ni la obstrucción. Si le colocaron un stent, este tampoco se extrae. Esto se debe a que el stent ya se habrá convertido en parte permanente de la arteria.

Si se utiliza la arteria torácica interna (mamaria)uno de los extremos del injerto se sutura a esta abertura. El otro extremo ya está unido a una rama de la aorta.

Finalización

Una vez fijado el injerto, la sangre comenzará a fluir por este nuevo conducto para superar la obstrucción. Si tiene múltiples obstrucciones, podrían hacerle más de una derivación de las arterias coronarias. A continuación, le volverán a unir el esternón con alambres. Estos alambres permanecerán en su tórax de forma permanente. Rara vez causarán problemas. Son seguros cerca de detectores de metales de aeropuertos y aparatos de resonancia magnética. Luego le cerrarán la incisión y lo trasladarán a la unidad de cuidados intensivos (UCI) para que comience a recuperarse.

Riesgos y posibles complicaciones

Su cirujano le explicará los riesgos y posibles complicaciones de la cirugía de derivación de las arterias coronarias. Entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Sangrado abundante que indique la necesidad de un transfusión de sangre o de otra cirugía

  • Infección de los sitios de incisión

  • Infección en los pulmones (neumonía) y de otro tipo

  • Latidos cardíacos rápidos, lentos o irregulares (a menudo temporales)

  • Frecuencia cardíaca lenta que indique la necesidad de colocar un marcapasos permanente

  • Lesiones a los nervios o espasmos musculares

  • Problemas para respirar

  • Problemas de memoria o confusión

  • Ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o muerte

  • Daño a otras partes u órganos del cuerpo

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo