Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Biblioteca de la salud

Navegación con la A a la Z Guía de la Biblioteca salud Vuelve a la biblioteca de Salud de Veteranos Inicio

Sangrado de aneurismas cerebrales

Cuando un aneurisma comienza a sangrar, normalmente el derrame de sangre se detiene rápidamente, pero si la sangre entra en contacto con las células del tejido cerebral, éstas pueden resultar dañadas. La presencia de sangre en el líquido cefalorraquídeo aumenta la presión sobre el cerebro. La sangre derramada también puede tocar las arterias cercanas, lo cual puede causar su estrechamiento.

Primer plano del cerebro con dos arterias conectadas en la superficie en donde se ve un aneurisma que se hincha y se sale de la pared de la arteria a la altura donde se conectan dos arterias. Se filtra sangre del aneurisma hacia el cerebro, y puede verse un coágulo de sangre arriba del aneurisma.

Daño a células cerebrales

La sangre de un aneurisma puede derramarse hacia el espacio subaracnoideo que rodea el cerebro, mezclarse con el líquido cefalorraquídeo y formar un coágulo llamado hematoma. La sangre puede irritar, dañar o destruir las células cerebrales cercanas, lo cual puede afectar el funcionamiento del organismo o las facultades mentales. La sangre derramada puede extraerse en la cirugía.

Corte transversal visto de frente de una cabeza con el cerebro. Los ventrículos en el centro del cerebro están agrandados debido a la presencia de líquido. Se ve el espacio subaracnoideo entre el cráneo y el cerebro.

Acumulación de líquido

La sangre de un aneurisma roto puede bloquear la circulación del líquido cefalorraquídeo y hacer que éste se acumule y aumente la presión sobre el cerebro. En consecuencia, los espacios abiertos del cerebro (ventrículos) se agrandan. Este trastorno, conocido como hidrocéfalo, puede provocar aletargamiento, confusión e incontinencia. Se puede colocar un catéter de drenaje en los ventrículos para eliminar la sangre derramada y el líquido acumulado.

Primer plano de una arteria del cerebro en donde se ve sangre que se filtró al cerebro, lo que estrecha la arteria y disminuye el flujo sanguíneo.

Estrechamiento arterial

Una arteria puede estrecharse al contacto con sangre derramada. Este fenómeno, llamado espasmo vascular, puede ocurrir hasta 14 días después del sangrado de un aneurisma. El estrechamiento puede disminuir el flujo de sangre necesario para el riego de otras partes del cerebro, y provocar la muerte. Para tratarlo, se aumentan el consumo de líquidos y la presión arterial del paciente a fin de ensanchar de nuevo la arteria.

Nota a los familiares

El equipo médico querrá prevenir que se produzcan derrames y complicaciones en el futuro. La programación de la fecha de la cirugía puede depender del estado del paciente. Después de la operación, se mantendrá al paciente en observación para determinar si la cirugía ha tenido el efecto deseado. Mientras espera las respuestas, puede ser aconsejable que algunos miembros de la familia regresen a casa para descansar mientras los demás esperan a que se conozcan los resultados.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo