Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Biblioteca de la salud

Navegación con la A a la Z Guía de la Biblioteca salud Vuelve a la biblioteca de Salud de Veteranos Inicio

Tratamiento de las úlceras por presión: Limpieza y apósitos

Las úlceras por presión pueden ser heridas abiertas o zonas dañadas a nivel de la piel o niveles más profundos del tejido. Es esencial que las úlceras por presión se mantengan limpias, húmedas y cubiertas. Eso ayuda a reducir el riesgo de infección y acelerar el proceso de curación. Para promover la curación, limpie las úlceras por presión cada vez que cambie el apósito. Escoja siempre el tipo de limpiador y apósito más adecuados.Corte transversal de la piel que muestra tres úlceras por presión (por decúbito). Una se está tratando con irrigación, otra con una venda húmeda y la tercera con presión negativa tópica.

Tenga en cuenta lo siguiente:

  • No utilice lámparas de calor o agentes secantes como alcohol. Estos secan las heridas y pueden destruir el nuevo tejido frágil.

  • No utilice antisépticos, como povidona yodada o agua oxigenada, debido a su toxicidad para las nuevas células.

  • Recuerde que si los apósitos se secan pueden adherirse a las células nuevas. El nuevo tejido puede ser arrancado cuando quita los apósitos secos. Quite o cambie los apósitos antes de que se sequen. 

  • Tenga en cuenta que dejar que una herida abierta “respire” no mejora ni acelera la curación.

  • Siempre lave sus manos antes y después de cambiar los apósitos, incluso si usa guantes.

Limpieza o irrigación de las heridas

Puede usar un catéter de irrigación, limpiador de heridas o solución salina para limpiar los residuos de la úlcera. La cantidad de presión que se usa en la irrigación debe ser suficiente para limpiar la herida sin dañarla. También puede usar limpiadores de heridas para aflojar y limpiar los residuos. Utilice gasa para eliminar con cuidado los residuos y secar la piel alrededor de la herida.

Humectación

Es esencial mantener la herida limpia y húmeda para promover la curación. Ciertos apósitos mantienen las úlceras humedecidas. Asegúrese de llenar los espacios con apósitos para prevenir la acumulación de líquido y bacterias. Los hidrogeles también ayudan a mantener la humectación.  La piel alrededor de la herida o la úlcera por presión debe estar protegida de la humedad o los exudados. Puede hacerlo manteniendo los materiales del apósito solo sobre o en la zona abierta.

Tipos de apósitos

Existen muchos tipos de apósitos disponibles. Asegúrese de seguir las instrucciones del fabricante para el tipo específico de apósito que esté usando. Si una herida no responde a un cierto tipo de apósito, hable con su proveedor de atención médica sobre cambiar el plan de tratamiento.  Los hidrocoloides, hidrogeles y alginatos interactúan con la humedad de la úlcera y se pueden confundir con una secreción infectada. A medida que las úlceras se curan, es posible que también haya que cambiar el apósito.

  • Gasa húmeda. Ayuda a mantener la humectación de la herida y absorbe el exceso de líquido. La gasa debe estar solamente húmeda (no completamente mojada) con solución salina o antimicrobiana. Una gasa demasiado mojada puede debilitar el tejido circundante. Idealmente, este tipo de apósito se debe cambiar 3 veces al día.

  • Películas transparentes. Son delgadas y flexibles, y ayudan a proteger las heridas del agua y de las bacterias. Estas se pueden aplicar sobre otros apósitos.

  • Hidrocoloides. Absorben los exudados formando un gel no adhesivo. Esto ayuda a mantener la humectación de la herida. También protegen la herida del agua y de las bacterias.

  • Hidrogeles. Son geles acuosos en capas de apósitos que mantienen la humectación de la herida. También son calmantes y pueden ayudar a aliviar el dolor.

  • Alginatos. Son apósitos muy absorbentes hechos a partir de algas. Cuando se combinan con los exudados de una herida, estos apósitos pueden formar un gel que ayuda a mantener la humectación de la herida.

  • Espumas. Absorben los exudados y mantienen la humectación de la herida. Se usan para cubrir o rellenar las heridas.

  • Colágenos. Absorben el exudado, ayudan a mantener la humectación de la herida. También pueden promover el crecimiento de tejido nuevo.

  • Apósitos antimicrobianos. Ayudan a prevenir y tratar las infecciones. Estos apósitos vienen en muchas formas diferentes.

Terapia por presión negativa tópica

La terapia por presión negativa tópica también se conoce como cierre de heridas por vacío Elimina los exudados, ayuda a inhibir la reproducción de bacterias y promueve el aporte sanguíneo y la curación. En primer lugar, se coloca sobre la herida un apósito de espuma y se cierra la herida con un apósito oclusivo. A continuación, se coloca un tubo conectado a una bomba para crear una presión negativa sobre la herida.

Es posible que haya que cambiar el apósito una o 3 veces por semana, dependiendo del tipo de bomba que se utilice. Si el cambio de apósito es doloroso, es posible que haya que administrar un analgésico o medicamento para el dolor.

Para obtener más información

Para obtener más información, visite la aplicación móvil con Recursos para las úlceras por presión.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo