Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Biblioteca de la salud

Navegación con la A a la Z Guía de la Biblioteca salud Vuelve a la biblioteca de Salud de Veteranos Inicio

Manejo de la falta de aliento: Control del estrés

Si usted tiene problemas pulmonares, tal vez le cueste respirar. El estrés puede provocar falta de aliento; aprenda a relajarse y a controlar el estrés para prevenir la falta de aliento y los ataques de pánico.

Ciclo del pánico: La persona se estresa. Comienza a tener dificultad para respirar. Comienza a tener ansiedad. La respiración se acelera. Los músculos respiratorios se cansan. Se incrementa la dificultad para respirar. Aumenta la ansiedad. La respiración se acelera aún más. Los músculos de la respiración se cansan aún más.

La crisis de ansiedad

Cuando le falta el aliento, los músculos del cuello, el hombro y el tórax se vuelven tensos; usted se angustia y comienza a respirar más rápido. Sus músculos respiratorios se cansan y atrapan aire en los pulmones; tal vez sienta opresión en el pecho. La ansiedad le aumenta; usted podría comenzar a sentir pánico.

Detenga el pánico antes de que comience

La clave para controlar el pánico consiste en romper el ciclo antes de que comience. Cuando le empiece a faltar el aliento, siéntese, relaje los brazos y los hombros e inclínese hacia adelante, apoyando la parte superior del cuerpo en sus antebrazos. Inspire lento y profundo, luego espire lento y por completo. Tárdese al menos dos veces más en espirar que en inspirar.

Hombre sentado en un escritorio, exhalando a través de labios fruncidos.

Aprenda a relajarse

Para controlar el estrés, evite hacer las cosas que lo provocan y relájese en lo que comience a sentir tensión. Encuentre un lugar tranquilo y siéntese o acuéstese en una posición cómoda. Cierre los ojos y trate de hacer lo siguiente:

  • Imagínese que está en un lugar ideal, haciendo una actividad que usted disfruta. "Quédese" en ese lugar hasta relajarse.

  • Lentamente, tense y luego relaje cada parte de su cuerpo. Comience por los dedos de los pies y recorra gradualmente hasta el cuero cabelludo. Al inspirar, apriete los músculos y manténgalos tensos por varios segundos; luego relájese al espirar.

  • También puede relajarse haciendo tai chi o yoga, rezando, meditando, o escuchando música o cintas de relajación.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo