Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Biblioteca de la salud

Navegación con la A a la Z Guía de la Biblioteca salud Vuelve a la biblioteca de Salud de Veteranos Inicio

Sensación fantasma y dolor fantasma después de la amputación

Muchas personas que se someten a una amputación experimentan un cierto grado de sensación fantasma o dolor fantasma. Comprender la diferencia entre estos dos le ayudará a usted y a su proveedor de atención médica a crear un plan de tratamiento adecuado para usted.

Sensación fantasma

La sensación fantasma ocurre cuando usted “siente” la parte amputada de su extremidad. Es posible que sienta picazón o cosquilleo, o que tenga la sensación de que la parte amputada de la pierna está dormida. La mayoría de las veces es leve y no provoca dolor.

Nadie sabe con certeza por qué ocurre la sensación fantasma. Una teoría común tiene que ver con los nervios. Los nervios que proporcionaban sensibilidad a la parte amputada de la pierna siguen funcionando, aunque ahora están en una zona más alta de la pierna. Esto significa que el cerebro tal vez no sepa cómo interpretar las señales de estos nervios. Quizá las interprete como si procedieran de la parte amputada de la extremidad.

Dolor fantasma

El dolor fantasma ocurre cuando tiene sensaciones más fuertes y dolorosas que parecieran provenir de la parte amputada de la pierna. La sensación puede ser como de un chispazo o latigazo que sube por la pierna o bien una sensación de quemadura, retorcimiento, calambre o dolor.

El dolor fantasma puede aparecer y desaparecer, y algunas personas afirman que lo experimentan con más frecuencia durante la noche. Recuerde que no todas las personas experimentan dolor fantasma después de una amputación. Es mucho menos común que la sensación fantasma. El dolor fantasma casi siempre es controlable, pero si resulta demasiado molesto, hable con su proveedor de atención médica.

Tratamiento del dolor fantasma

Existen varias maneras de tratar el dolor fantasma. En caso necesario, pregunte a su proveedor de atención médica si alguna de estas opciones puede ser adecuada para usted. Los tratamientos indicados a continuación son los más comunes. Su proveedor de atención médica podrá recomendarle otros.

  • Medicamentos. En el tratamiento del dolor fantasma se usan a menudo medicamentos anticonvulsivos o antidepresivos. Estos medicamentos tienden a funcionar mejor para este tipo de dolor que los analgésicos normales.

  • Masaje frecuente. La desensibilización se emplea para disminuir o aliviar el dolor. Dar palmaditas suaves y masajear el extremo de la extremidad residual ayuda a calmar las sensaciones. Puede comenzar a masajear su extremidad residual una vez que le hayan quitado las suturas o grapas quirúrgicas. Asegúrese de lavarse cuidadosamente las manos antes de emplear técnicas de desensibilización para mantener el área limpia y prevenir el ingreso de gérmenes en el área recién cicatrizada.

  • Utilización de una media de compresión. Una media de compresión es una media ajustada realizada para la forma y el tamaño de su pierna. La compresión en el ajuste mantiene la presión constante sobre el muñón, lo que ayuda a aliviar la sensación y el dolor fantasmas.

  • Utilización de la prótesis. Al igual que la media de compresión, el uso de una prótesis proporciona una presión constante sobre la extremidad, lo cual tiene el efecto de reducir el dolor fantasma en algunas personas.

Para obtener más información

Consulte el siguiente libro de trabajo Rehabilitation After Lower Limb Amputation (Rehabilitación después de una amputación de extremidad inferior), desarrollado por VA y DoD.

Última revisión: 5/15/2011
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo