Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Vivir con...Delirio

Acerca de delirio

¿Quiénes están en riesgo de padecer delirio?

El delirio es un cambio repentino en el estado mental de una persona y su capacidad de pensar con claridad. Sucede con más frecuencia en las personas que tienen una enfermedad grave. El riesgo es mayor si la persona tiene demencia. Sin embargo, el delirio puede suceder a cualquier edad y no siempre aparece en una persona con una enfermedad grave.

El delirio se considera una emergencia y debe ser controlado por un proveedor de atención médica de inmediato.

¿Qué aumenta el riesgo de una persona?

El delirio puede aparecer mientras una persona está en tratamiento por una enfermedad u otra afección de salud grave. También puede ocurrir después de una cirugía. La persona puede estar en un hospital o en un hogar de ancianos. O puede también que esté en su casa. El delirio suele pasar desapercibido en los adultos mayores.

Una persona está en riesgo de delirio si tiene una o más de las siguientes condiciones:

  • demencia o deterioro cognitivo;

  • antecedentes de delirio;

  • depresión;

  • 75 años o más;

  • enfermedades graves, como cáncer, ataques cardíacos o problemas metabólicos, como los relacionados con la insuficiencia renal o hepática;

  • internaciones en terapia intensiva en un hospital;

  • impedimentos físicos;

  • ha consumido o está dejando de consumir drogas o alcohol;

  • ha tenido o tiene actualmente una lesión o una enfermedad del cerebro;

  • una sonda en la vejiga;

  • una infección;

  • algún hueso roto, especialmente, si requiere cirugía ortopédica;

  • problemas para dormir debido a la luz, el ruido u otras interrupciones;

  • dolor constante o muy fuerte que no está bien manejado;

  • pérdida de líquido (deshidratación);

  • mala alimentación;

  • problemas de visión o audición;

  • le han hecho varias pruebas y tratamientos en un período corto;

  • no se puede mover o siente dolor si se mueve;

  • una cirugía reciente con anestesia.

Medicamentos que aumentan el riesgo de delirio

Hay determinados medicamentos que pueden aumentar el riesgo de que una persona tenga un episodio de delirio, entre ellos, los siguientes:

  • Medicamentos recetados. Por ejemplo, sedantes, narcóticos, antiespasmódicos, antibióticos, relajantes musculares, esteroides, medicamentos para la presión arterial alta, antiácidos, antidepresivos, medicamentos para el corazón, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno, y analgésicos, especialmente los opiáceos.

  • Medicamentos de venta libre. Por ejemplo, medicamentos para la alergia o para la tos, píldoras para dormir y medicamentos contra las náuseas. La difenhidramina, que se encuentra en muchas píldoras antialérgicas y para dormir, es una causa muy común.

  • Algunos medicamentos a base de hierbas.

  • Drogas psicoactivas.

Si conoce a alguien que está en riesgo

El delirio es una emergencia. Si cree que un ser querido padece delirio, llame al 911 de inmediato.

Última revisión: 6/30/2013
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo