Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Cómo conservar la salud con una lesión de la médula espinal y trastorno

Consumo de alcohol después de una lesión o enfermedad de la médula espinal

Después de una lesión de la médula espinal, muchas personas beben alcohol de forma responsable durante las comidas o reuniones sociales. A menos que su proveedor de atención médica le indique lo contrario, no hay nada malo en consumir una pequeña cantidad de alcohol. Sin embargo, beber demasiado (el uso indebido del alcohol) puede crear problemas después de una lesión.

¿Qué es el uso indebido del alcohol?

El uso indebido del alcohol se define como consumir más de una bebida alcohólica diaria para las mujeres, o más de dos diarias para los hombres. Una bebida alcohólica es aproximadamente:

  • 12 onzas de cerveza

  • 8 onzas de cerveza fuerte (“licor de malta”)

  • 5 onzas de vino

  • 1.5 onzas de licor fuerte (como whisky o brandy)\

Beber compulsivamente (cuatro o más bebidas alcohólicas en dos horas) es otra forma de uso indebido del alcohol.
El uso indebido del alcohol no significa necesariamente que usted sea un alcohólico. Sin embargo el uso indebido del alcohol es problemático porque puede empeorar con el tiempo y dar lugar a problemas más serios de abuso y dependencia del alcohol. Además, el uso indebido del alcohol aumenta el riesgo de ciertos problemas de salud como trastornos hepáticos y cardíacos, cáncer, inflamación del estómago y del intestino, diabetes y daños al cerebro.

¿Por qué es problemático el uso indebido del alcohol en personas con una lesión o enfermedad de la médula espinal?

  • El uso indebido del alcohol en personas con una lesión o enfermedad de la médula espinal puede provocar problemas de salud adicionales. El alcohol puede reducir la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones. También puede causar una producción excesiva de orina y llenar demasiado la vejiga. Las personas que beben alcohol pueden desarrollar problemas de piel porque olvidan aliviar la presión sobre la piel al estar sentados o acostados. En algunas personas, el alcohol puede provocar incontinencia urinaria o intestinal. El alcohol afecta el pensamiento y la coordinación muscular de una forma que puede dar lugar a accidentes, caídas o quemaduras.

  • El alcohol puede alterar el efecto de los medicamentos para el dolor, la depresión, la espasticidad y las infecciones. El consumo de alcohol con analgésicos sin receta puede causar daños al estómago y al hígado. El consumo de alcohol con medicamentos narcóticos, antidepresivos o contra la espasticidad puede causar confusión, somnolencia y falta de control de los músculos. El alcohol también puede alterar el efecto de otros medicamentos y causar coágulos de sangre, náuseas y vómito.

  • El alcohol puede afectar negativamente el funcionamiento, deseo y satisfacción sexual tanto en los hombres como en las mujeres. 

  • Un mito frecuente acerca del alcohol es que ayuda a dormir. En realidad, aunque el alcohol puede ayudarle a quedarse dormido, el sueño será probablemente más ligero y menos reparador después de haber bebido alcohol. Una o dos bebidas alcohólicas consumidas incluso seis horas antes de acostarse pueden perturbar el sueño.

¿Usa usted el alcohol de forma indebida?

Tal vez usted se pregunte si está haciendo un uso indebido del alcohol. Una manera de averiguarlo es hacer un cuestionario privado y anónimo. Solo usted podrá ver los resultados. Ninguna de sus respuestas será guardada o enviada a ningún sitio. The Drinker’s Check-Up es otra herramienta privada por internet que le permite comprobar si está haciendo un uso indebido del alcohol.

Cómo cambiar sus hábitos de consumo de alcohol

Existen muchas maneras de cambiar el comportamiento respecto al consumo de alcohol. Por ejemplo: hacer un plan con su proveedor de atención médica, obtener ayuda de sus familiares o amigos, o participar en grupos de apoyo. Algunas personas cambian sus hábitos de consumo de alcohol por sí mismas. Pensar en los objetivos a largo plazo para su vida podría ayudarle a establecer estrategias para cambiar. El cambio de comportamiento puede tardar tiempo en lograrse y tener altibajos. Pero cada vez que lo intente de nuevo, aumentará sus probabilidades de conseguirlo.

Cómo consumir alcohol sin peligro después de una lesión o enfermedad de la médula espinal

Si decide consumir alcohol, hágalo solamente en pequeñas cantidades y recuerde los siguientes consejos:

  • Siga las instrucciones de su proveedor de atención médica acerca de la cantidad de alcohol que puede beber sin peligro.

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica o a su farmacéutico si debe evitar el alcohol con alguno de los medicamentos que está tomando.

  • Consulte a su proveedor de atención médica para saber cuánto puede beber. Es posible que sea necesario hacer algunas modificaciones en su medicación.

  • No olvide aliviar la presión sobre la piel para prevenir las úlceras por presión.

  • Recuerde vaciar la vejiga cuando beba alcohol. Es posible que deba cambiar su horario de cateterismos. Una vejiga demasiado llena puede dar lugar a infecciones o daños en los riñones.

  • Nunca maneje después de haber bebido alcohol.

Otros recursos

www.mentalhealth.va.gov/substanceabuse.asp

Última revisión: 5/21/2012
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo