Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Tratamiento

Medicamentos para la depresión: antidepresivos tricíclicos y tetracíclicos

Estos antidepresivos se usan para tratar la depresión. Se denominan medicamentos antiguos o de primera generación. Suelen tener más efectos secundarios que los antidepresivos más nuevos o de segunda generación. Algunos de ellos son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina ("SSRI", por sus siglas en inglés) y otros antidepresivos de segunda generación, tales como el bupropión (Wellbutrin, Wellbutrin SR) y la duloxetina (Cymbalta).

Ejemplos

Antidepresivos tricíclicos (TCA)

Nombre genérico

Marca

amitriptilina

Elavil®

desipramina

Norpramin®

doxepina

Zonalon®

imipramina

Tofranil®

nortriptilina

Aventyl®, Pamelor®

protriptilina

Vivactil®

trimipramina

Surmontil®

amoxapina

Asendin®

Antidepresivos tetracíclicos

Nombre genérico

maprotilina

Cómo funcionan

Los síntomas de la depresión se producen cuando ciertas sustancias químicas del cerebro (neurotransmisores) se desequilibran. Estos medicamentos equilibran las sustancias químicas del cerebro, lo cual puede ayudar con los síntomas de la depresión.

Por qué se usan

Estos medicamentos son buenos para ayudar a aliviar los síntomas de una depresión importante. Pueden usarse cuando otros tipos de antidepresivos no funcionan.

Cuándo no se usan estos medicamentos

  • Algunos de estos medicamentos no se dan a adultos mayores porque pueden ocasionar efectos secundarios graves.

  • No suelen darse a personas con presión arterial baja o que tengan ciertos problemas de corazón, como latidos irregulares.

Cuán bien funcionan

Los antidepresivos cíclicos alivian la depresión en la mayoría de las personas que los toman.

Efectos secundarios

Todos los medicamentos tienen efectos secundarios. Sin embargo, mucha gente no los siente o los tolera sin problemas. Pregunte a su farmacéutico sobre los efectos secundarios de cada medicamento que toma. Los efectos secundarios también se enumeran en la información que viene con el medicamento.

Aquí tiene algunas cosas importantes para tener en cuenta:

  • Por lo general, los beneficios del medicamento son más importantes que cualquier efecto secundario.

  • Los efectos secundarios pueden ir desapareciendo después de que haya tomado el medicamento por un tiempo.

  • Si los efectos secundarios siguen causándole molestias y usted se pregunta si debería seguir tomando el medicamento, llame a su proveedor de atención médica. Este podrá reducir su dosis o cambiarle el medicamento. No deje de tomar su medicamento de repente a menos que su proveedor de atención médica así lo indique.

Llame al 911 u otro servicio de emergencia de inmediato si tiene:

  • Dificultad para respirar

  • Urticaria

  • Hinchazón en la cara, los labios, la lengua o la garganta

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si tiene:

  • Pensamientos suicidas

  • Agitación y nerviosismo

  • Convulsiones

  • Latidos acelerados

  • Náuseas y vómito

Los efectos secundarios comunes de estos medicamentos incluyen:

  • Sequedad en la boca

  • Mareo

  • Somnolencia

  • Dolor de cabeza

  • Aumento de peso

  • Estreñimiento

Recomendación de la FDA: La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos ("FDA", por sus siglas en inglés) ha emitido recomendaciones sobre los medicamentos antidepresivos y el riesgo de suicidio. La FDA no recomienda que la gente deje de tomar estos medicamentos. En cambio, a una persona que toma antidepresivos se la debería observar para ver si presenta signos de tendencias suicidas. Esto es especialmente importante al comienzo del tratamiento o cuando se cambia la dosis.

Algunas cosas para pensar

Nunca deje de tomar un antidepresivo tricíclico de manera repentina. El uso de cualquier antidepresivo debería ir disminuyéndose gradualmente y solo bajo la supervisión de un médico. Si deja de tomar un medicamento antidepresivo en forma abrupta, eso puede tener efectos secundarios negativos o puede provocarle una recaída de su problema médico.

Los antidepresivos tricíclicos comienzan a usarse en dosis pequeñas, y la dosis se va incrementando de manera gradual para reducir la gravedad de sus efectos secundarios. Es posible que deba hacerse análisis de sangre para medir la cantidad de medicamento que tiene en la sangre. Tener demasiada cantidad de este tipo de medicamento en la sangre puede ser peligroso.

Es posible que comience a sentirse mejor entre 1 y 3 semanas después de haber comenzado a tomar un medicamento antidepresivo. Pero, puede tomar hasta entre 6 y 8 semanas para que note una mejoría mayor. Si tiene alguna pregunta o inquietud respecto de sus medicamentos, o si no nota ninguna mejora al cabo de 3 semanas, hable con su proveedor de atención médica.

Las personas que tienen convulsiones (epilepsia), dificultades para orinar (retención urinaria), glaucoma (una enfermedad de los ojos) o problemas cardíacos quizás noten que los antidepresivos tricíclicos hacen que estos síntomas empeoren.

Asegúrese de informar a su proveedor de atención médica todos los medicamentos que toma actualmente. Los antidepresivos tricíclicos pueden tener una mala interacción con ciertos medicamentos para el corazón, como la digoxina (Lanoxina) y otros medicamentos, tales como los que se usan para tratar convulsiones, por ejemplo la fenitoína (Dilantin).

Cómo tomar los medicamentos

Los medicamentos son algunas de las tantas herramientas que su proveedor de atención médica tiene para tratar un problema de salud. Tomar los medicamentos tal como su proveedor de atención médica indique mejorará su salud y puede prevenir problemas futuros. Si no toma sus medicamentos correctamente, podría estar poniendo su salud (y quizás su vida) en riesgo.

Existen muchas razones por las que la gente tiene problemas para tomar sus medicamentos. Sin embargo, en la mayoría de los casos, hay algo que usted puede hacer.

Consejos para mujeres

Si está embarazada, amamantando o pensando en quedar embarazada, no tome ningún medicamento a menos que su proveedor de atención médica así se lo indique. Algunos medicamentos pueden dañar a su bebé. Esto incluye los medicamentos con receta y los de venta libre, además de vitaminas, hierbas y suplementos. Asegúrese de que todos sus proveedores de atención médica sepan que está embarazada, amamantando o pensando en quedar embarazada.

En especial, tomar medicamentos para la depresión durante el embarazo puede aumentar el riesgo de que el bebé tenga defectos de nacimiento. No tratar la depresión puede tener un impacto negativo en la salud de su bebé. Puede que necesite continuar con los medicamentos si la depresión es grave. Hable con su proveedor de atención médica. Él o ella puede ayudar a evaluar los riesgos de suspender el tratamiento y los riesgos de continuar con este.

Chequeos

La atención médica de seguimiento es una parte clave de su tratamiento y su seguridad. Preséntese a todas sus citas y llame a su proveedor de atención médica si tiene algún problema. También es una buena idea que conozca los resultados de sus análisis y que lleve una lista de los medicamentos que toma.

¿Tiene pensamientos suicidas?

Si usted o un ser querido tiene pensamientos sobre la muerte o el suicidio, llame al 911 o a la Línea en casos de crisis para veteranos al 800-273-TALK (800-273-8255) y presione 1, o use otros servicios de emergencia. O puede conversar con un consejero capacitado en línea en www.VeteransCrisisLine.net.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo