Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Bienestar y salud emocional

Lesión cerebral traumática y TEPT

Una lesión cerebral traumática (LCT) ocurre por un golpe o sacudida repentina en la cabeza. Una lesión cerebral a menudo ocurre durante algún tipo de trauma, como un accidente, una explosión o una caída. A menudo, cuando las personas hacen referencia a una LCT, están hablando erróneamente sobre los síntomas que se producen después de una LCT. En realidad, una LCT es la lesión, no los síntomas.

¿Qué tan grave es mi lesión?

Una LCT es básicamente lo mismo que una conmoción cerebral. Una LCT puede ser leve, moderada o grave. Estos términos hacen referencia a la naturaleza de la lesión en sí misma. No se refieren a los síntomas que puede tener o qué tan graves serán los síntomas.

Una LCT puede ocurrir incluso cuando no hay contacto directo con la cabeza. Por ejemplo, cuando una persona sufre una lesión latigazo cervical, el cerebro puede sacudirse dentro del cráneo. Este daño puede causar sangrado entre el cerebro y el cráneo. Se pueden formar moretones en la zona donde el cerebro golpea el cráneo. Al igual que los moretones en otras partes del cuerpo, las lesiones leves sanarán con el tiempo.

La mayoría de las LCT en civiles son leves. Si sufre una LCT, volverá a la normalidad dentro de 3 meses sin ningún tratamiento especial. Incluso con una LCT moderada o grave, puede tener una recuperación notable. 

La cantidad de tiempo que permanece inconsciente es una forma de medir la gravedad de la lesión. Si no permaneció inconsciente o si estuvo desmayado menos de 30 minutos, su LCT probablemente fue menor o leve. Si estuvo inconsciente por más de 30 minutos pero menos de 6 horas, su LCT probablemente fue moderada.

Síntomas comunes de LCT

Los síntomas que ocurren por una LCT se conocen como síndrome conmocional (PCS). Pocas personas presentan todos los síntomas, pero incluso 1 o 2 de los síntomas pueden ser desagradables. El PCS hace que sea difícil trabajar, llevarse bien con los miembros del hogar o relajarse. Puede sufrir síntomas en los días, semanas y meses posteriores a una LCT. Los síntomas más frecuentes son los siguientes:

Síntomas físicos

  • Dolor de cabeza

  • Sensación de mareo

  • Sensación de cansancio

  • Problemas para dormir

  • Problemas de la vista

  • Sentirse molesto por el ruido y la luz

Síntomas mentales (cognitivos)

  • Problemas de memoria

  • Problemas para mantenerse enfocado

  • Mal juicio y actuar sin pensar

  • Lentitud

  • Problemas para expresar pensamientos con palabras

Problemas con sus sentimientos (síntomas emocionales)

  • Depresión

  • Sufrir arrebatos de ira y enojarse con rapidez

  • Ansiedad (miedo, preocupación o nervios)

  • Cambios de personalidad

Estos síntomas son parte del proceso normal de mejorar. No son signos de daño cerebral permanente. Estos síntomas son de esperar y no son motivo de preocupación o inquietud. Los síntomas más graves incluyen variantes graves de aquellos enumerados anteriormente, disminución en la respuesta a los tratamientos habituales y convulsiones.

LCT o TEPT, ¿o ambos?

Puede notar que muchos de los síntomas posteriores a una LCT se superponen con las reacciones normales después de un trauma. Debido a que la LCT es causada por un trauma y existe una superposición de síntomas, puede ser difícil determinar cuál es el problema subyacente. Además, muchas personas que sufren una LCT también desarrollan TEPT.

Es importante hacerse revisar por lo siguiente:

  • Las personas con LCT no deben consumir ciertos medicamentos.

  • No importa qué tan leve o grave fue la lesión en sí misma, los efectos podrían ser graves.

El diagnóstico de una LCT es difícil porque es posible que no haya signos físicos de lesión. Es posible que los detalles del trauma sean difíciles de determinar. A veces, justo después de la lesión, los efectos son tan breves que no se notan. Es posible que visite al proveedor de atención médica más adelante cuando los detalles de la lesión ya no sean tan claros. Una LCT puede ocurrir en tiempos de crisis confusos, como un combate. En un momento de tensión, es posible que la lesión se ignore. Muchos de los síntomas que pueden producirse por una LCT son los mismos que los síntomas de TEPT. Por estas razones, la mejor forma de diagnosticar una LCT es consultar a un proveedor de atención médica especializado.

Si bien se emplean evaluaciones de LCT, no se utiliza una evaluación para diagnosticar LCT. Incluso si su evaluación de LCT es positiva, eso no significa que tenga una LCT. Significa que debe someterse a examinaciones adicionales.

Tratamiento para LCT y TEPT

Muchas personas se recuperan de una LCT sin ningún tratamiento. Los problemas que persisten pueden desaparecer en unas pocas semanas. Es posible que note algunos problemas más a medida que regresa a su rutina normal. Por ejemplo, posiblemente no note que se cansa más rápido hasta que regresa a sus quehaceres habituales, a su trabajo o a la escuela. Aun así, debería mejorar después de una lesión en la cabeza, no empeorar. El tratamiento de los síntomas posteriores a una LCT generalmente implica rehabilitación para mejorar el funcionamiento.

La buena noticia es que los tratamientos eficaces para el TEPT también funcionan bien para aquellos que han sufrido una LCT leve. Esto incluye dos formas de terapia: terapia de procesamiento cognitivo (TPC) y exposición prolongada (EP).

Última revisión: 2/1/2018
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Help improve the VHL. Share your opinions! Click here for brief survey

VHL Web Tour Video - Opens in a pop up window

Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo