Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Tratamiento de la artritis en el pie

Si sus síntomas son leves, podría bastar con que tome medicamentos para reducir el dolor y la hinchazón. Otras opciones no quirúrgicas para tratar la artritis en su pie pueden ser plantillas (ortesis) o barras dentro del zapato. En casos más graves de artritis, tal vez se requiera una cirugía para mejorar el estado de la articulación.

Medicamentos

Frasco de pastillas y frasco de medicamento.

Su proveedor de atención médica podría recetarle medicamentos (en forma de pastillas o inyecciones) para limitar el dolor y la hinchazón. El hielo, la aspirina y el ibuprofeno pueden ayudar a aliviar los síntomas leves que aparecen después de hacer actividades.

Cirugía

La extensión de la artritis puede determinarse mejor mediante radiografías de su pie. Tras analizar los resultados, su proveedor de atención médica seleccionará, junto con usted, el mejor tratamiento, que puede incluir la cirugía. Para mejorar la movilidad y disminuir el dolor, su proveedor de atención médica podría recortar el hueso dañado. Si la artritis es grave, podrían fusionarle o hasta extraerle la articulación.

Recortar el hueso

Vista superior de un pie que muestra la articulación recortada del dedo gordo.

Si el hueso no está demasiado dañado, su proveedor de atención médica podría limitarse a rebajar los espolones óseos. También podría recortarle el crecimiento óseo relacionado con el juanete.

Fusión de la articulación

Vista superior de un pie que muestra tornillos que unen la articulación del dedo gordo.

Si el daño es más grave, su proveedor de atención médica podría fusionarle la articulación para evitar que los huesos se rocen entre sí, y luego insertarle grapas o tornillos para sujetar los huesos y permitir que se suelden bien. En algunos casos, podrían extraerle la articulación y reemplazarla por un implante.

Después de la cirugía

En las primeras etapas de la recuperación, es probable que usted tenga el pie vendado e inmovilizado por un tiempo. Para obtener resultados óptimos, acuda a todas las citas de control con su proveedor de atención médica. Estas visitas ayudan a asegurar que los huesos de su pie se suelden correctamente.

El proceso de recuperación

Después de la cirugía, le informarán cómo debe cuidarse la incisión y cuándo debe comenzar a caminar con el pie operado. Hasta que el pie esté en condiciones de soportar peso, tal vez tenga que caminar con muletas o un bastón.

Si le operaron el dedo gordo, tal vez tenga que llevar una férula en el pie durante varias semanas, para limitar los movimientos. A pesar de esto, usted debería estar en capacidad de caminar poco después de la operación.

Si le operaron una articulación de la parte posterior o central del pie, quizás tenga que llevar un yeso o un zapato quirúrgico. Ya que estas articulaciones son bastante grandes, podrían pasar varios meses antes de recuperarse del todo. Una vez que el hueso se haya soldado, es posible que le quiten las grapas o tornillos.

Última revisión: 5/15/2011
© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo