Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Cáncer de próstata: Cirugía

Si las pruebas de diagnóstico indican que el cáncer afecta sólo a la próstata, podría realizarse una prostatectomía radical (total), una operación quirúrgica en la que se extirpa toda la glándula. Su cirujano le dará instrucciones detalladas sobre cómo debe prepararse para la operación. Después de la operación, le dirán cómo debe cuidarse a sí mismo mientras se recupera en su casa. Asegúrese de hacer todas las preguntas que tenga sobre la operación y la recuperación.

Primer plano de un corte transversal de vejiga, próstata y recto en donde se ve la uretra que pasa por la próstata y la vesícula seminal por arriba de la próstata. El nervio está entre la próstata y el recto. Hay un tumor en la próstata, cerca del recto.
Se extirpa la próstata junto con las vesículas seminales y una parte de la uretra.

Primer plano de un corte transversal de vejiga, recto y nervio luego de extracción de próstata. Hay un catéter en la uretra que se mantiene en su lugar por medio de un globo ubicado en la vejiga.
La uretra se vuelve a conectar a la vejiga. Se inserta una sonda para drenar la orina durante la recuperación. Un balón sujeta la sonda en su posición.

Antes de la operación

  • No coma ni beba nada a partir de la medianoche anterior a la operación.

  • Podrían darle un laxante o un enema un día antes de la operación.

Métodos para realizar la operación

  • La operación puede realizarse a través de una incisión en el abdomen (abordaje retropúbico) o detrás del escroto (abordaje perineal); también puede efectuarse por laparoscopia, con unos instrumentos quirúrgicos insertados a través de diminutas incisiones en el abdomen. Los procedimientos asistidos por robot permiten que se realicen operaciones más complejas a través de incisiones muy pequeñas.

  • El urólogo podría extirpar y examinar los ganglios linfáticos cercanos a la próstata, para determinar si el cáncer se ha propagado. (Si el cáncer se ha propagado, es posible que el urólogo decida no extraer la próstata.)

  • A continuación se extrae la próstata junto con las vesículas seminales y una parte de la uretra.

  • Podrían emplearse ciertas técnicas de conservación de los nervios para proteger la función eréctil (es decir, la capacidad para lograr y mantener una erección).

 Después de la operación

  • La orina se drena a través de la sonda al interior de una bolsa estéril. Es posible que al principio la orina esté sanguinolenta o turbia.

  • Podrá volver a su casa en 1-3 días.

  • Le recetarán medicamentos para controlar el dolor (analgésicos).

  • Le dejarán puesta la sonda cuando regrese a su casa; le darán instrucciones sobre cómo cuidarla.

  • Le quitarán la sonda y los puntos en una cita de control posoperatorio, que suele suceder entre 1-2 semanas después de la operación.

  • Es común tardar unas semanas o incluso varios meses en recuperar el control de la vejiga. La mejoría puede prolongarse hasta un año.

 

Llame a su médico si:

  • Tiene fiebre o escalofríos.

  • La incisión segrega líquido o se vuelve cada vez más dolorosa o enrojecida.

  • Se le comienza a hinchar la pierna o el tobillo.

  • No se drena orina de la sonda.

  • Usted no puede orinar una vez que le quiten la sonda.

 

Riesgos y complicaciones de la prostatectomía

  • Disfunción eréctil (dificultad para lograr o mantener una erección)

  • Incontinencia (pérdida del control de la vejiga)

  • Infección

  • Sangrado excesivo

  • Dificultades para orinar

  • Pulmonía

  • Coágulos de sangre

  • Perforación del intestino

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo