Veteran's Health Library Menu

Biblioteca de la salud

Prolapso de los órganos pélvicos: Cirugía para la incontinencia

Los músculos del piso pélvico que brindan apoyo a la uretra y la vejiga también sostienen otros órganos situados dentro de la pelvis. Además de la incontinencia, la debilidad de los músculos del piso pélvico puede provocar la caída y el desplazamiento (prolapso) de uno o más de los órganos de la pelvis. Esta afección se denomina “prolapso de los órganos pélvicos”. Durante la cirugía para tratar la incontinencia urinaria de esfuerzo, a menudo los órganos prolapsados pueden volver a colocarse en sus posiciones normales fijándolos mediante suturas. Para este tratamiento podría requerirse una o varias incisiones adicionales. Si usted necesita este tipo de reparaciones, su cirujano le explicará los detalles.

Procedimientos quirúrgicos

Corte transversal visto de lado del abdomen inferior y la pelvis de una mujer, en el que pueden verse la vejiga, el hueso púbico, la uretra, los músculos del piso pélvico, la vagina, el útero y el recto. La pared posterior de la vejiga está floja y hace presión contra la vagina.

Cistocele:  tiene lugar cuando la vejiga cae al interior de la vagina. Para corregir este problema, la vejiga se traslada a su posición normal y se fija en su posición mediante suturas.

Corte transversal visto de lado del abdomen inferior y la pelvis de una mujer, en el que pueden verse la vejiga, el hueso púbico, la uretra, los músculos del piso pélvico, la vagina, el útero y el recto. El útero está flojo y cae dentro de la vagina.

Prolapso uterino: tiene lugar cuando el útero desciende al interior de la vagina, pudiendo llegar a caer hasta la abertura vaginal. El método más frecuente para corregir este problema conlleva la extirpación del útero (histerectomía). En algunos casos es posible volver a fijar el útero en su posición mediante suturas.

Corte transversal visto de lado del abdomen inferior y la pelvis de una mujer, en el que pueden verse la vejiga, el hueso púbico, la uretra, los músculos del piso pélvico, la vagina, el útero y el recto. La pared delantera del recto está floja y hace presión contra la vagina.

Rectocele:  tiene lugar cuando el recto forma una protrusión en el interior de la vagina; se produce un enterocele (que es mucho menos frecuente) cuando el intestino delgado sobresale hacia la vagina. Durante la cirugía para tratar la incontinencia urinaria de esfuerzo puede repararse también la protrusión del recto o el intestino delgado.

Corte transversal visto de lado del abdomen inferior y pelvis de una mujer, en el que pueden verse la vejiga, el hueso púbico, la uretra, los músculos del piso pélvico, la vagina y el recto. Se ha extraído el útero. Las paredes vaginales se pliegan sobre sí mismas.

Prolapso de la cúpula vaginal: tiene lugar cuando las paredes de la vagina descienden sobre sí mismas; puede producirse después de una histerectomía. Mediante una cirugía puede elevarse la vagina y sujetarse en su posición.

Riesgos y complicaciones posibles de la cirugía

  • Infección

  • Sangrado

  • Formación de coágulos de sangre

  • Riesgos relacionados con la anestesia

  • Daños a los nervios, músculos o estructuras pélvicas cercanas

  • Recurrencia del prolapso de uno o varios órganos pélvicos

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Copyright © The StayWell Company, LLC, excepto que se indique otra cosa.
Renuncia - Abre 'Renuncia' en ventana de dialogo